Pese al optimismo mostrado, Arroyo ha reconocido que en estos momentos la situación es grave y delicada debido a la gran sequía y los incendios de turba de la semana pasada. Pero tiene una fuente de esperanza con la decisión del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de trasvasar agua, optando a una mejora considerable del estado del parque.

Mejora con los trasvases

Para el patronato rectos, cuando el parque tiene agua, la flora y la fauna se recupera con facilidad, por lo que, si el agua llega, esta situación se podría volver a producir. La cesión de agua hacia el parque se realizaría dentro del trasvase Tajo-Segura a través de la tubería a la Llanura Manchega.

Con esta decisión, y la intención de restaurar las zonas más permeables del río Gigüela que es por donde circulan las aguas con futuro destino al parque nacional, se cree que serían las medidas adecuadas para garantizar en el futuro los aportes hídricos que necesita este humedal hasta que el Plan Especial del Alto Guadiana sea efectivo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de