La tormenta tropical Elida, la quinta de la temporada, se alejó hoy de las costas mexicanas en el océano Pacífico, aunque aún existe la posibilidad de que se convierta en huracán a lo largo de esta semana, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

"Elida se aleja de México, pero todavía podría convertirse en huracán antes de llegar a aguas más frías en unos dos días", explicó el Centro en un comunicado.

La tormenta, con vientos de hasta 100 kilómetros por hora, se localizaba a 395 kilómetros al sur-suroeste del puerto de Manzanillo y tenía una trayectoria al oeste-noroeste con una velocidad de 22 kilómetros por hora.

Por otro lado, el Servicio Meteorológico Nacional de México dijo que la tormenta tenía un nivel moderado de peligrosidad. Sin embargo, alertó a los ciudadanos ante la posibilidad de lluvias de carácter fuerte y un elevado oleaje en los estados de Jalisco, Michoacán y Colima.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de