La Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) ha completado el traslado del agua radiactiva contenida en las piscinas de los reactores de la central nuclear de Fukushima-1 a tanques superficiales para evitar nuevas fugas subterráneas.

 El pasado 16 de abril, los operarios de TEPCO iniciaron el traspaso de las 24.000 toneladas de agua radiactiva contenidas en las piscinas de los reactores de la central nuclear a tanques superficiales con el fin de frenar las fugas subterráneas.

 TEPCO pretende almacenar todo el agua radiactiva en tanques superficiales, pero ha advertido de que es una tarea difícil, porque su cantidad aumenta a diario debido a las labores de enfriamiento de la central nuclear.

 La compañía eléctrica había sopesado verter una cantidad insignificante de agua radiactiva al océano, pero se ha encontrado con una fuerte oposición de los pescadores locales, según ha informado la televisión publica japonesa, NHK.

 Por su parte, una comisión gubernamental dedicada a estudiar los efectos del accidente nuclear ha propuesto construir una red de tuberías heladas en el subsuelo de Fukushima-1 que formen una especie de "muro helado" que impida el paso del agua radiactiva.

 El 11 de marzo de 2011, un terremoto y un tsunami arrasaron la costa de la prefectura japonesa de Fukushima (noreste), dando lugar al peor accidente nuclear de la historia, junto al de la central de Chernóbil, en Ucrania.

 Fukushima-1 estaba preparada para un terremoto, ya que Japón se asienta sobre una falla, pero no para un tsunami, por lo que el azote del mar provocó varias explosiones de hidrógeno que hicieron que los núcleos de algunos de sus reactores se fundieran parcialmente.

 Ello provocó la liberación de una gran cantidad de partículas radiactivas a la atmósfera. Desde entonces, operadores de TEPCO –que gestiona Fukushima-1– tratan de enfriar la central nuclear bombeando agua hacia sus seis reactores.

 La gran cantidad necesaria para devolver a Fukushima-1 a niveles seguros de radiactividad ha obligado a construir tanques subterráneos para almacenar el agua contaminada, pero en los últimos meses se han producido varias filtraciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de