Ayudas y participación

Agricultores, ganaderos o pescadores han exigido hoy un mayor protagonismo y participación en la gestión de la red Natura 2000, además de una adecuada financiación de esos espacios y ayudas que compensen las limitaciones y restricciones que "sufren" cuando están en esos espacios. 

El sector primario se considera en parte responsable del modelado del paisaje de España y siente que su actividad es un factor clave para la conservación de los ecosistemas, y que sus actividades son fundamentales desde el punto de vista económico, social y medioambiental. Los argumentos se pusieron de manifiesto en una Jornada de Participación Social sobre la red Natura 2000 celebrada en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

La jornada se enmarcó en el proyecto europeo Life Infonatur 2000, una iniciativa de información y comunicación financiada por la Unión Europea que pretende dar a conocer la red Natura 2000 y promover un desarrollo socioeconómico sostenible en esos espacios. En este proyecto, financiado por la UE, participan como socios la Junta de Extremadura, la Diputación Provincial de Lérida, el Patronato de Turismo de la Costa Brava y la Agencia EFE, y colabora también el Gobierno de España a través de los Ministerios de industria, Energía y Turismo y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

La población local debe percibir las ventajas de vivir en la red Natura 2000

En la inauguración de la jornada, el subdirector de Medio Natural del Magrama, Miguel Aymerich, ha subrayado el trabajo “ingente” que requiere la elaboración de planes de gestión para cada uno de los 1.500 espacios que España aporta a la red, y la importancia de conseguir que la población local perciba “ventajas” por vivir en espacios de la red Natura 2000.

Según Aymerich, la mayor parte de la sociedad percibe esa red “como una restricción”, cuando debe ser “una ventaja”, y ha incidido en que el principal reto que afronta Natura 2000 es el de mejorar la financiación de esos espacios. Los 27.000 espacios de la red Natura 2000 ocupan el 12 por ciento del territorio de la UE, pero en España ese porcentaje se eleva al 27 por ciento y es el país que más superficie aporta a la red (222.000 kilómetros cuadrados).

Los datos han sido facilitados en la jornada por Rafael Hidalgo, jefe del Área de Espacios Protegidos del Ministerio, quien ha calificado de “descomunal” el peso de España en esta red europea, que constituye en su conjunto la mayor área protegida del mundo.

Hidalgo ha insistido en que invertir en esta red es “rentable” desde el punto vista medioambiental pero también en términos económicos y sociales, y ha cifrado el valor de los servicios y beneficios ambientales (calidad del aire, del agua, polinización o turísticos) de la red en España en 9.805 millones de euros anuales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de