La actividad minera es prioritaria para la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), por lo que se intensificará la inspección y vigilancia debido a que no se permitirá la extracción ilegal de un solo metro cúbico de esta riqueza natural, afirmó su titular, Guillermo Haro Bélchez, durante su gira de trabajo por el estado de Colima.

Al encabezar la “Jornada por la Calidad Ambiental Municipio Limpio” en el Museo Arte Contemporáneo “Jorge Chávez Carrillo”, informó que la PROFEPA ha revisado la situación ambiental de 25 empresas mineras de las 70 que hay en el estado, en las que se emitieron diversas sanciones en algunas de ellas, desde acciones preventivas hasta clausuras.

Detalló que entre 2013 y 2014 han sido clausuradas por la PROFEPA 12 minas colimenses, así como 7 patios de mineral de hierro. Mencionó que esta actividad se ha venido incrementando vertiginosamente en la entidad en los últimos años.

Destacó que los grandes volúmenes de mineral de hierro que se pretenden exportar a través de embarcaciones, cuatro de ellas recientemente aseguradas en el puerto de Manzanillo, provienen de extracción ilegal de mineral de hierro de otros estados, no de Colima.

Dejó en claro que “por las actuaciones que llevó a cabo Aduanas y por la propia documentación a la que PROFEPA tuvo acceso, no hay duda que ese mineral, 300 mil toneladas, proviene de Jalisco y de Michoacán", agregó.

Explicó que quienes trafican con hierro optan por embarcar el mineral en Manzanillo porque se trata de un puerto que tiene capacidad para navíos de gran calado, dado que se pueden cargar hasta 100 mil toneladas, lo que no ocurre en otros puntos del Pacífico como Lázaro Cárdenas, Michoacán, y Topolobampo, Sinaloa, donde los barcos que llegan tienen un tonelaje máximo de 45 mil.

El Procurador Federal de Protección al Ambiente señaló también que en los últimos tres años la PROFEPA ha regularizado 19 patios de mineral de hierro a través de las autorizaciones correspondientes y ha clausurado 7, “y actualmente en cinco persiste dicha medida de seguridad porque no cumplen con los términos y condicionantes de la Licencia Ambiental Única”.

Aunque sostuvo que en Colima no existen zonas críticas forestales, calificó como un riesgo la situación actual en el cambio de uso de suelo de terrenos forestales; además destacó la importancia de implementar y llevar a cabo operativos regionales, no sólo para combatir la tala sino también la exportación ilegal de maderas preciosas.

De igual manera, reveló que se espera que al término de la actual administración federal la totalidad de las termoeléctricas del país -entre éstas la de “Gral. Manuel Álvarez Moreno” de Manzanillo, en proceso de certificación- operen al 100 por ciento con gas natural, lo que reducirá las emisiones contaminantes.

Al referirse al Programa Nacional de Auditoría Ambiental (PNAA), subrayó que el estado de Colima tiene 650 empresas de jurisdicción federal, la mayoría metalúrgicas y otras que generan residuos peligrosos, de las cuales 61 empresas están certificadas, es decir, el 10% del universo total.

Por ello, consideró fundamental que los alcaldes se interesen en cualquiera de los procesos “para que antes de que concluyan sus administraciones puedan contar con su certificado de municipio limpio”.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Urbano, Fernando Morán Rodríguez, destacó la importancia de que los municipios puedan obtener el Certificado de Calidad Ambiental y el reconocimiento del Gobierno Federal como municipio limpio.

Luego de ponderar el compromiso del Gobierno de Colima de trabajar en equipo para ser un estado líder y a la vanguardia en materia de protección y mejoramiento del ambiente, hizo un reconocimiento a las empresas por alcanzar la certificación ambiental y a los miembros de los Comités de Vigilancia Ambiental Participativa por obtener sus credenciales como vigilantes voluntarios acreditados por la PROFEPA.

En la exposición de motivos, el Director General de Planeación y Promoción de Auditorías de la PROFEPA, Juan Bracho Ahumada, indicó que los municipios podrán ingresar al PNAA y optar por los procesos de manejo integral de agua, manejo integral de residuos, infraestructura urbana, recursos naturales e instalaciones de jurisdicción estatal o del municipio.

Las empresas que recibieron el certificado son:  “Terminal KMS  de GNL , S.R.L. de C.V”; “Pemex/Residencia de Operaciones Portuarias”, “Marfrigo”, “Estación de Combustibles Aeropuerto de Manzanillo”, “Unidad Médica Quirúrgica”, “Oz Toyota Colima” y “Consorcio Minero Benito Juárez Peña Colorada”.

En tanto, los vigilantes voluntarios que recibieron sus credenciales pertenecen a los Comités de Vigilancia Ambiental Participativa “Zona de Protección Forestal y Refugio de la Fauna Silvestre Reserva El Jabalí” y “Ejido El Terrero, Área Natural Protegida de la Reserva de la Biósfera Sierra de Manantlán”.

En el evento participaron el Secretario de Desarrollo Urbano, Fernando Morán Rodríguez, en representación del Gobernador Mario Anguiano Moreno; el Presidente Municipal de Colima, Federico Rangel Lozano; el Delegado Federal de la PROFEPA en Colima, Ciro Hurtado Ramos; y funcionarios de los tres niveles de gobierno.

En su gira de trabajo, el Procurador Federal de Protección al Ambiente también sostuvo una reunión con los directivos de la Administración Portuaria Integral (API) de Manzanillo y realizó un recorrido por el puerto interior.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de