La directora de la Fundación Biodiversidad dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha viajado esta semana a Sudamérica para seguir sobre el terreno los proyectos de investigación y gestión sostenible del patrimonio cultural y biológico que la Fundación apoya en Paraguay, el nordeste argentino y Bolivia.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y de otras entidades locales, la Fundación Nativa trabaja en el establecimiento de los requerimientos estratégicos, técnicos y legales para proponer la creación de la Reserva de Biosfera Trinacional del Gran Chaco Sudamericano. Una llanura boscosa, cuya formación está vinculada con los orígenes de la Cordillera de los Andes. Esta zona ha estado sometida durante los últimos doscientos años a fuertes presiones sobre los recursos.

La declaración de área del Gran Chaco como Reserva de Biosfera permitirá unificar los intereses de conservación y de participación de la población para hacer posible el crecimiento económico y el respeto a la naturaleza.

La Fundación Global Nature trabaja por recuperar un ecotono de alto interés biológico y cultural reforzando el tejido social para la gestión sostenible de la Reserva de Biosfera de Mbaracayú. Con los pobladores indígenas se hace un esfuerzo conjunto en la búsqueda de respuestas a la problemática ambiental a través la capacitación de sus líderes, de talleres de formación y hasta de una radio participativa, de contenido divulgativo.

En la zona confluyen poblaciones de dos etnias diferentes, una paraguaya y otra brasileña, por lo cual se promueve la identificación de ambas como parte de un grupo privilegiado de custodia de la Reserva. Las labores que se desarrollan allí están encaminadas a la protección de hábitats y especies amenazadas, a la innovación tecnológica y a la recuperación de actividades agropecuarias tradicionales… Además, el proyecto contempla el intercambio de experiencias con expertos de la Reserva de Biosfera de Monfragüe.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de