La ONU advierte del peligro que supone el cambio climático para los más pobres

Dentro del proyecto Delixuf, el equipo de investigadores y alumnos de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha elaborado productos innovadores a partir de chufas ecológicas ablandadas, que sorprenden a los consumidores de encurtidos y frutos secos. En concreto, Delixuf presenta dos líneas de productos: chufas saladas (provenzal y mediterránea) y chufas dulces (tradicional y a la valenciana), que pueden degustarse, además, como aperitivos -chufa entera-, crema untable y galleta.

El proyecto Delixuf ha sido coordinado por un equipo de investigadores del Grupo CUINA y las estudiantes del Máster en Ingeniería de Alimentos de la Universitat Politècnica de València, Vivian Barreto Palacios, Esperanza Correia y Esther Iglesias. El equipo de la UPV ha participado con Delixuf en la fase nacional del concurso ÉcoTrophélia 2012.

Las pruebas para la realización de estos productos se llevaron a cabo a nivel de laboratorio, a partir de un procedimiento de ablandamiento de chufas patentado por la Universitat Politècnica de València e ideado por los investigadores del Grupo CUINA, Purificación García Segovia y Javier Martínez Monzó.

Las chufas saladas están encurtidas en agua con vinagre y aromatizadas con ajo y orégano o bien con tomillo y romero; las dulces, cuentan con una base de almíbar aromatizado a la naranja o vainilla con canela. La crema se obtiene tras un proceso de trituración y se puede untar sobre tostadas, de manera que brinda la energía necesaria para las actividades que hay que realizar durante el día.

Finalmente, los productos Delixuf ofrecen una tercera posibilidad de degustación: la crema untable puede hornearse para obtener galletas, perfectas para consumir como merienda o acompañamiento de comidas o bebidas, ya sea con café o té, en el caso de las dulces, o con refrescos, para las saladas.

De cara al futuro, los miembros del equipo de la UPV plantean la elaboración de nuevas combinaciones de sabores, gracias al amplio abanico de maceraciones que se pueden realizar con las chufas ablandadas; incorporar la crema untable en rellenos de postres, bizcochos o fartons; diseñar productos aptos para diabéticos a partir del uso de jarabes de frutas, o formular productos idóneos para personas que sufran hipertensión arterial, disminuyendo el contenido en sal o utilizando sales potásicas.

El certamen ÉcoTrophélia premia el carácter innovador en la elaboración de un producto relacionado con cualquiera de las disciplinas que contribuyen a generar conocimiento en el sector alimentario: nutrición, salud, seguridad alimentaria, gastronomía, ingeniería de procesos, sostenibilidad, etc.

El concurso se enmarca dentro del proyecto europeo EcoTroFood, financiado por la Comisión Europea a través del Programa de Competitividad e Innovación, dentro de la Convocatoria EcoInnovation 2010. En España, está promovido y coordinado por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de