Las asociaciones ecologistas Amigos del Parque de Cabo de Gata, Asociación Salvemos Mojacar y la Federación Provincial de Ecologistas de Acción-Almería mostraron hoy su "rotundo rechazo" a la petición de la empresa Azata del Sol, que promueve el hotel paralizado en el paraje El Algarrobico de Carboneras (Almería), para que se reactiven las obras del hotel.

Para los ecologistas, las razones dadas por la empresa para reanudar las obras son "del todo incorrectas y tendenciosas", ya que la desaceleración económica es independiente de la reanudación o no de las obras del Algarrobico mientras que "la degradación del litoral es, sin embargo, consecuencia directa de su existencia".

En un comunicado conjunto, las tres organizaciones consideran "grave" tratar de influenciar en la opinión pública y "en el desarrollo de un proceso judicial abierto" argumentando que "la reanudación de las obras podría ser la solución a la crisis inmobiliaria", tal como manifestó la promotora en una carta remitida a la Junta de Andalucía.

En este sentido, recuerdan que existe una sentencia firme de paralización de las obras del hotel que no puede ser revocada "a voluntad" por el presidente de la Junta de Andalucía y señalan que, aunque la junta se retire del proceso judicial, las asociaciones ecologistas no lo harán.

"Pedimos a la Junta de Andalucía que siga firme en su compromiso adquirido en la demolición del hotel y recordamos que, independientemente de la incorrección de los argumentos expuestos por Azata, estamos hablando de un lugar declarado Reserva de la Biosfera cuya protección está por encima de intereses económicos o turísticos puntuales", señalan.

En relación a a los supuestos beneficios turísticos que el Algarrobico reportaría a la zona, los ecologistas entienden que "un hotel no es por sí mismo garantía de afluencia de turismo", y, al contrario de lo que la promotora afirma, "la existencia del Hotel del Algarrobico constituye en sí misma una mala publicidad para el turismo de Carboneras y del Parque Natural Cabo de Gata Níjar".

Por último, señalan que un parque natural no es un "lugar ideal de ocio y descanso", como afirma Azata, sino una calificación del territorio destinada a preservar un entorno natural privilegiado. "Un parque natural no necesita divulgación, necesita protección", señalan.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de