Esta iniciativa fue anunciada por el consejero, José Juan Díaz Trillo, en el transcurso de una reunión en Sevilla con los presidentes de las juntas rectoras, patronatos y consejos de participación de estos enclaves protegidos.

La Junta de Andalucía potenciará así la participación como un elemento estratégico en la gestión futura de estos territorios y promoverá el consenso social para propiciar una efectiva conservación y un desarrollo sostenible de estas zonas.  Para ello, se recogerán las propuestas de los actores sociales y económicos implicados sobre el debate de la futura ley de inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía.

La Junta ya cuenta con un documento base abierto a todos para abordar la revisión de esta norma que ha supuesto en las dos últimas décadas un gran avance en la consolidación de la protección ambiental y en el fomento de un desarrollo sostenible en estos espacios.

El consejero ha resaltado que "el futuro de estos espacios protegidos necesita del empuje conjunto y unánime de todos porque no está exclusivamente en manos de la administración, sino que su gestión es una tarea colectiva y compartida con la población local de estos territorios, su tejido social y económico y también con la comunidad científica, universidades, investigadores y colectivos conservacionistas".

La futura norma aspira a reforzar los vínculos de la población local con su entorno, evolucionar en su gestión con un nuevo enfoque que vaya más allá de sus límites geográficos y los considere como lugares vivos y dinámicos que definan el papel que han de jugar para afrontar los nuevos retos derivados del cambio global.