El Cenapred ha explicado que ha adoptado esta decisión porque desde el pasado viernes se ha producido un incremento de los niveles de lava en la cúpula del volcán, así como emisiones de fragmentos incandescentes, según informa el diario "El Universal".
  
A partir de ahora, ha advertido, se pueden producir "explosiones de intensidad crecientes que lancen fragmentos incandescentes a distancias considerables, lluvias de cenizas y, en caso de incrementarse aún más la actividad, flujos de lodo y elementos piroclásticos".
  
El nivel dos de alerta permitirá a Protección Civil preparar el personal y los equipos de evacuación, acondicionar albergues, alertar a los sistemas de navegación aérea y limitar el acceso a las zonas cercanas al volcán, entre otras medidas.
  
El Cenapred ha recomendado a la población de los municipios que rodean el volcán, que abarca los estados de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala, estar alerta, ensayar evacuaciones a los albergues, tapar los depósitos de agua, no realizar actividades al aire libre, utilizar mascarillas, recolectar la ceniza en bolsas de plástico y no tirarla a las redes de drenaje.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de