El temporal de nieve y viento que ha puesto en alerta a toda España durante todo el fin de semana y que se prorrogará hasta el final del día de hoy, ha dificultado la circulación por el norte de la Península. Sobre todo en la autopista AP-66 que une León y Asturias, donde unos 600 coches quedaron atrapados a última hora de ayer a causa de la intensa nevada caída a media tarde entre los kilómetros 88 y 146, en ambos sentidos, y que obligó a cortar la circulación y desviarla por el puerto de Pajares.

Operación de la UME

Tras un primer rescate de 400 personas, el Ejército ha estado trabajando toda la madrugada junto con la Guardia Civil para auxiliar a otros 120 viajeros que han pasado la noche en sus coches atrapados por la nieve a la altura de la localidad de Barrios de Luna, a 45 kilómetros de León, según ha informado un mando de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Los 47 militares pertenecientes al quinto batallón de la UME han abierto paso a coches y autobuses hasta León, ayudado a conductores, devolviendo vehículos a la vía y a otros que no podían continuar el camino por falta de cadenas. Asimismo, también han atendido a una persona tras sufrir una lipotimia, de la que se ha recuperado. Aunque ya no hay vehículos atrapados, su unidad permanecerá en alerta debido al temporal de nieve que sigue afectando a la zona.

En otra intervención, los efectivos han desbloqueado el tramo de acceso a la AP-66 en La Magdalena, junto a agentes de la Guardia Civil. Dicho acceso estaba cerrado por un autobús que había quedado atascado entre la nieve e impedía el paso a once vehículos a los que han abierto paso hasta León. Asimismo, el capitán destacó que su unidad también socorrió a once personas en la estación de servicio de Rioseco de Tapia, donde acudieron sobre la 1.30 horas de la madrugada y a las que abrieron paso, también con quitanieves, hasta León, aunque algunos conductores prefirieron permanecer en el lugar.

Alerta de nuevas nevadas

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) avisa de riesgo altode nieve en Asturias, Cantabria, País Vasco, Girona, Barcelona,Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia y Soria.Además, habrá chubascos localmente fuertes en Baleares y vientos con algunas rachas muy fuertes en la mitad oriental de la Península. Sin embargo la Aemet ha anunciado para el martes una subida ligera de las temperaturas en la Península y Baleares, y asimismo un ascenso de la cota de nieve, a partir de niveles de entre 600 y 700 metros en el Pirineo, y de entre 800 y 900 metros en el sistema cantábrico.

La nieve cae en toda la Península durente todo el fin de semana

Aunque todavía faltan unos días para el comienzo del invierno de forma oficial, los efectos del temporal se han dejado sentir en toda España. Un total de 39 provincias de todas las comunidades, excepto Canarias, se encontraron este fin de semana en alarma amarilla o naranja con 24 puertos cerrados, aunque era obligatorio el uso de cadenas en más de una treintena.

Asturias es una de las que más sintió los efectos, ya que mantuvo cerrados 10 puertos de montaña. Según datos de la DGT, la red principal de carreteras se vio especialmente afectada por la nieve. La mitad norte peninsular mantuvo durante toda la jornada del domingo la cota de nieve entre los 300 y 600 metros, mientras que la mitad sur y Baleares solamente vieron caer copos por encima de los 600.

La situación en el norte peninsular se vio agravada por los fuertes vientos en el litoral cantábrico, que hicieron que aumente la sensación de frío y empeorase la situación en el mar.

En la zona de los Pirineos, el tráfico está restringido a camiones y el resto de vehículos se vieron obligados a utilizar cadenas o cualquier otro sistema antideslizante en la N-230, en Huesca; en la N-260 en el Pont de Suert y en Montferrer i Castellbo, en Lleida; así como en la N-260, en Ribes de Freser y en la N-152, en Planoles, ambos situados en la provincia de Gerona. La red de carreteras de la comunidad aragonesa se vio especialmente afectada por la nieve, ya que era obligatorio el uso de cadenas en 44 tramos de carreteras de las provincias de Huesca y Teruel.

También en Castilla y León tuvieron que cerrarse ocho puertos de montaña y era obligatorio el uso de cadenas en otros doce de las provincias de León, Segovia y Soria, según fuentes de la Dirección General de Tráfico. También la nieve dificultó la circulación en varios tramos de carreteras de la comunidad.

Cadenas también en Andalucía

Aunque el sur de la Península no se encuentra tan afectado por la nieve como la mitad norte, en el día de ayer la nieve provocó incidentes en las carreteras andaluzas, con cortes 41 kilómetros en la A-92 en Granada. El temporal de lluvia y viento obligó al corte del tráfico entre los kilómetros 241 y 282 de la citada autovía durante el mediodía con nivel negro, es decir, con circulación prohibida.

También en las provincias de Almería y Jaén el uso de las cadenas era obligatorio en las carreteras AL-9100 y AL-4404. Por su parte, la provincia de Cádiz también registró peligro por viento y lluvia en varias carreteras, como en la CA-33, la A-48 y la A-373 a su paso por El Bosque.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de