María llega al Caribe como un peligroso huracán categoría 5

Al igual que sucedió con “Irma”, “María” ha explotado en poco más de 24 horas, pasando de Tormenta Tropical a huracán categoría 5 con vientos que a estas horas de la mañana del martes rondan ya los 250 km/h.

De nuevo llama la atención que un huracán llegue a las puertas del Caribe convertido en un auténtico monstruo. Irma ya era un categoría 5 a cientos de kilómetros del Caribe y “María” lo ha hecho a las puertas de las Antillas Menores, justo antes de entrar. No es nada normal que pase eso y de hecho Irma fue el primer huracán en conseguirlo desde que hay registros. Ahora unos días después “María” le sigue los pasos a Irma y amenaza a otras zonas del Caribe.

Durante las últimas horas, las Antillas Menores han sufrido por segunda vez en poco más de una semana el impacto de un fuerte huracán, aunque esta vez "María" ha tocado de refilón las ya devastadas islas de Barbuda y Antigua, pero si ha hecho diana en Dominica y su ojo ha pasado también muy cerca de Martinica y Guadalupe. A diferencia de “Irma”, “María” tiene un ojo bastante más pequeño, lo que quiere decir que sus vientos más intensos no se extienden hacia afuera tanto. Aun así, este martes, nos empezarán a llegar las primeras imágenes de la devastación causada por María a su paso de las diminutas islas de las Antillas.

Preocupación por la trayectoria de María

Preocupa sobre todo lo que pueda hacer “María” entre hoy y mañana a medida que avanza hacia el noroeste por las cálidas aguas del Caribe rumbo a Puerto Rico. Las condiciones atmosféricas (poca cizalladura de viento en altura) y las temperaturas del agua (más elevadas de lo normal) por la ruta que va a seguir “María”, son favorables para que se mantenga como un potente huracán, aunque antes de tocar tierra en el este de Puerto Rico, podría bajar a categoría 4. Puerto Rico, un país de cerca de 3 millones y medio de habitantes muy montañoso donde las intensas lluvias pueden ser uno de los principales problemas.

Aun así, el impacto en una de las islas con mayor densidad de población del mundo (3.5 millones de habitantes) puede ser tremendo, no solo debido al intenso viento y al fuerte oleaje, sino a la tremenda cantidad de agua que va a caer. En un país tan montañoso como Puerto Rico, cantidades de 500 a 1000 litros en 24 horas se traduce en riadas, inundaciones y corrimientos de tierra.

Tras su paso por Puerto Rico, entre el miércoles y el jueves, “María” rozará el extremo oriental de República Dominicana como huracán categoría 4 aunque no tendrá el mismo impacto que en Puerto Rico. Luego parece que podría desviarse hacia el norte-noroeste dejando a un lado las también castigadas Bahamas.

Al noroeste de “María” y más cerca de la costa este de Estados Unidos, “José” pierde intensidad, aunque aún arrastra vientos de 120 km/h, suficiente intensidad como para poder llamarlo aún huracán. Aunque no está previsto que José toque tierra en Estados Unidos, seguirá generando grandes olas con el consiguiente impacto en zonas costeras desde Virginia hasta Massachusetts.

Trayectoria de “José” prevista por el centro nacional de huracanes de EE.UU.

La gran duda es si José, como indican los modelos de predicción, girará de nuevo hacia el sur en unos días. Si es así, abandonaría las aguas más frías que lo están debilitando en su periplo hacia el norte, y volvería a aguas más cálidas que lo podrían reforzar. Además, existe la curiosa posibilidad de que si “José” viaja rumbo sur y “María” rumbo norte, se puedan acabar atrayendo el uno al otro. Esto se produce debido a un fenómeno conocido como ¨efecto Fujiwhara¨, en el que dos ciclones orbitan e interaccionan entre ellos y acaban uniéndose.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de