El vicepatrón de la Cofradía de Pescadores de La Restinga, David Pavón, está a favor del paro biológico solicitado por el Cabildo de El Hierro para que no se "ponga en peligro" el ecosistema local, si bien reconoce que la recuperación del subsector pesquero en la isla será "a largo plazo" tras los graves efectos ocasionados en el Mar de las Calmas por el volcán submarino.

En declaraciones a Europa Press, señala que las especies locales son "el seguro" de los pescadores profesionales, por lo que hay que hacer esfuerzos por "preservarlas", aunque reconoce que los pescadores están "un poco desesperados" porque llevan sin salir a la mar desde octubre "y sin dinero no se puede vivir".

Según Pavón, recibieron una ayuda mensual de unos 1.000 euros del Gobierno de Canarias durante seis meses, pero desde marzo están sin ingresos. "Entre la crisis general y el desprestigio al consumo de pescado, en La Restinga han mermado todos los sectores, no solo la pesca y el buceo", explica.

Los estudios biológicos en el Mar de las Calmas recogen que ya hay larvas de algunas especies de ciclos de reproducción cortos, algunos alevines de tres o cuatro centímetros y atún, pero Pavón tiene claro que la recuperación total va a ser lenta.

"Para que un mero llegue a los 10 kilos se va a tardar 10 años. La repoblación de las especies de reproducción lenta va a tardar, aunque habrá otras que en un año estarán restablecidas", comenta.

La erupción del volcán submarino de El Hierro empezó el 17 de julio de 2011 y se dio por finalizada a primeros de marzo de este año. Ha sido la más larga de toda la historia vulcanológica de España y provocó la evacuación de la población de La Restinga, al sur de la isla, así como importantes afecciones a la pesca y el turismo herreños.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de