Los incendios que se han declarado este domingo en el Alt Empordà son los más graves que se han registrado en la zona desde 1986, según ha recordado el conseller de Interior, Felip Puig, en una atención a los medios desde el Centro de Mando Avanzado localizado en Figueres.

El incendio, que sigue activo, ha afectado una superficie de unas 13.000 hectáreas de vegetación y ha movilizado unas setenta dotaciones terrestres que siguen trabajando para sofocar las llamas, que durante la tarde han avanzado con rapidez avivadas por la tramontana.

En 1986 el fuego afectó entonces unas 20.000 hectáreas, siguiendo un recorrido similar al que sigue este lunes activo, y se tardó una semana a lograr su extinción definitiva.

Ante de la gravedad del incendio, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha desplazado a la zona a medianoche para seguir de cerca las tareas de extinción y ha hecho "un llamamiento a la población, a la de aquí y la de fuera" para que extreme la prudencia porque las consecuencias de un incendio pueden ser muy graves como ha ocurrido en este caso, con 13.000 hectáreas quemadas y tres personas muertas.

Por su parte, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido este domingo a 24 personas heridas en los dos incendios que afectan a varios municipios del Empordà, originados en La Jonquera y Portbou.

En el fuego de La Jonquera han atendido a nueve personas: dos en estado muy grave por quemaduras -una evacuada al Hospital de la Vall d´Hebron y otra al de Figueres-, dos graves evacuadas al Hospital de Figueres y cinco leves.

En el de Portbou han asistido a catorce: dos de carácter grave evacuadas al Hospital Josep Trueta de Figueres, diez leves y los dos fallecidos, una menor de 15 años y su padre de 60, según ha informado la Conselleria de Interior en un comunicado.

Confinamiento en 17 poblaciones

La Dirección General de Protección Civil de la Generalitat ha levantado este lunes la instrucción de confinamiento en el Alt Empordà (Girona), pero se mantiene en 17 poblaciones cercanas a la zona del incendio.

Las poblaciones que mantienen el confinamiento son Agullana, Jonquera, Darnius, Boadella d”Empordà, Terrades, Vilanant, Avinyonet de Puigventós, Vilafant, Figueres, Llers, Pont de Molins, Biure, Masarac, Cabanes, Sant Climent Sescebes, Capmany y Cantallops.

La autopista AP-7 se ha reabierto la madrugada de este lunes en sentido norte, aunque continúa cortada en sentido sur desde La Jonquera a Borrassà.

Flanco derecho del incendio

Los Bomberos de la Generalitat continúan trabajando de forma intensa en las labores de extinción del incendio, y concentran sus esfuerzos en el flanco derecho del fuego, ya que las previsiones meteorológicas indican que se producirá un cambio en la dirección del norte, que podría hacer aumentar el perímetro afectado por el fuego en esta dirección.
Según han informado los Bomberos de la Generalitat, es importante asegurar que este posible cambio en la dirección del viento no complique más las labores de extinción.

Las dotaciones terrestres siguen trabajando, a la espera de que los medios aéreos desplazados puedan incorporarse a las labores de extinción tan pronto como las condiciones meteorológicas lo permitan.

Los Bomberos cuentan con la colaboración de los Mossos d”Esquadra, con más de un centenar de patrullas; las Agrupaciones de Defensa Forestal, con 87 voluntarios; personal del Sistema de Emergencias Médicas (SEM); efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, con ocho secciones; bomberos franceses, y payeses que han labrado sus campos.

En lo que respecta al incendio en Portbou, los Bomberos continúan trabajando con cuatro dotaciones en un fuego que entró la noche del domingo en fase de control y que afectó una superficie de 50 hectáreas de vegetación forestal.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de