La cifra está muy por encima de la media europea del 45%, según los resultados de un Eurobarómetro publicado este lunes. Sólo Portugal cuenta con un porcentaje mayor de ciudadanos que defiende prohibir todos los proyectos en zonas naturales protegidas por delante de España, con el 58% de sus ciudadanos que así lo defienden.

En cambio, los europeos menos a favor de prohibir estos proyectos en las zonas naturales protegidas son los holandeses, donde sólo el 30% apoya prohibirlos, seguidos de los polacos (32%) y daneses (36%).

El 11% de los españoles ve aceptable estos proyectos aunque dañen o destruyan zonas naturales protegidas por su prevalencia económica frente al 9% de media en la UE y por detrás de países como Rumanía y Bélgica (14% cada uno) y Luxemburgo y Polonia (12%). Los que menos lo aceptan en cambio son suecos (4%) y estonios (5%), junto con alemanes y austríacos (6% en cada caso).

El 29% de los españoles sólo los ve aceptable proyectos que destruyan o de protección natural cuando se trata de proyectos de gran interés público y hay compensación plena por los daños, muy por debajo de la media europea, que se sitúa en el 42% en este caso.

Los que más aceptan estos proyectos por motivos de interés público son holandeses (58%), polacos (53%) y alemanes (52%) y los que menos, junto con los españoles, los portugueses (29% también) y chipriotas y eslovenos (30% en cada caso).

Además, el 94% de los europeos cree que la pérdida de biodiversidad es un problema muy o bastante serio a nivel global, un punto menos que en el caso de los españoles, mientras que el 88% así lo cree en el caso de Europa, también un punto menos que entre los españoles.

El 91% de los españoles considera, en cambio, que la pérdida de biodiversidad es un problema muy serio o bastante en su país, frente al 86% de media en la UE.

Sólo Eslovenia, Austria, Dinamarca, Luxemburgo, Países Bajos, Estonia y Finlandia registran porcentajes de población con menos del 80% de su población o inferior que ven la pérdida de biodiversidad como un problema muy serio o bastante en su país.

El 38% de los españoles asegura que hace un esfuerzo personal para contribuir a proteger la biodiversidad, igual que la media europea, si bien el 42% admite que no lo suficiente, frente al 33% de media.

Por ejemplo, el 99% de los españoles dice que no tira basura en bosques o en la playa, un punto más que la media europea, aunque sólo el 65% dice comprar productos ecológicos, muy por debajo de la media europea del 78% y porcentaje que sitúa a los españoles a la cola de las compras de estos productos, junto con checos (68%) y húngaros (70%). Los que más los compran en cambio son austríacos (88%) y luxemburgueses (86%).

El 93% de los europeos ve importante paralizar la pérdida de biodiversidad porque el bienestar y la calidad de vida humana se basan en la naturaleza y su biodiversidad, el 87% porque cree que la biodiversidad es indispensable para la producción de alimentos, combustibles y medicinas y el 75% porque cree que Europa se empobrecerá en términos económicos si no lo hace.

Para ello, el 65% de los europeos apoya ampliar la red de zonas naturales protegidas en Europa conocida como la Red Natura 2000, porcentaje que entre los españoles sube hasta el 79% aunque sólo el 9% de ellos ha oído hablar de la red y sabe lo que es. La media en la UE apenas es dos puntos superior.

Finalmente, el Eurobarómetro apunta que el 68% de los españoles también defiende destinar más recursos económicos para proteger los espacios naturales, muy por encima de la media del 59% y el 71% apoya que se den premios económicos a agricultores y pescadores para promover la conservación del espacio natural, frente al 54% de media.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de