Graziano da Silva señaló que el vínculo entre la silvicultura y el desarrollo sostenible fue uno de los temas transversales debatidos en la Conferencia de Río +20 celebrada el pasado junio.

Añadió que los bosques, que cubren al menos el 31% de la superficie terrestre, desempeñan un papel fundamental en la economía a nivel mundial y nacional, y en el mandato de la FAO para reducir el hambre, la desnutrición y la pobreza extrema.

El éxito de la labor de la FAO para mejorar las vidas de las personas dependerá en gran medida de cómo equilibrar el uso y la conservación de los recursos naturales, según Graziano da Silva. "Aquí se incluye a los bosques, que tienen una función importante en factores ambientales como la retención de carbono, la preservación de la calidad del suelo y del agua y la conservación de la biodiversidad", añadió.

Subsistencia y supervivencia

Unos 350 millones de personas de entre las más pobres del mundo dependen de los bosques para su subsistencia diaria y la supervivencia a largo plazo.

Sin embargo, en muchos países "la deforestación, la degradación forestal y las prácticas agrícolas inadecuadas están contribuyendo a cuantiosas pérdidas de suelo cada año", advirtió el responsible de la FAO.

"Preservar nuestro suelo es necesario para mantener la vida en el planeta y sin embargo, el lento proceso de la desertificación no ha atraido tanta atención como se merece", dijo.

La agricultura sostenible y la silvicultura pueden revertir la degradación del suelo y ayudar a combatir la desertificación. "Tenemos que asegurarnos de que la protección del suelo y la lucha contra la desertificación reciben prioridad en la agenda internacional", declaró.

Acuerdo para el Congreso Forestal Mundial

Graziano da Silva y Pieter Willem Mulder, Viceministro de Agricultura, Bosques y Recursos Hídricos de Sudáfrica, firmaron en la misma reunión un acuerdo de cooperación que permite la FAO y Sudáfrica comenzar los preparativos para el 14o Congreso Forestal Mundial que se celebrará en septiembre de 2015 en Durban.

"Esperamos que para 2015 el Congreso represente una oportunidad para que la comunidad forestal mundial aumente la concienciación y el análisis de las cuestiones clave a las que se enfrentará el sector. Apreciaremos que el resultado incluya nuevas vías de abordar las actuaciones técnicas, científicas y políticas del sector forestal", señaló Mulder. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de