Se la considera la máxima representante de la ecología espiritual, la ecología profunda que ha aprendido a comprender el mundo como algo sagrado. "Solo una visión sagrada de la vida puede proteger la vida", afirmaba en una entrevista reciente publicada por la revista The Ecologist.

Detrás de un colorido sari y un rostro amable y conciliador, Vandana Shiva es un huracán que sacude conciencias por donde pasa. Capaz de plantarle cara a las grandes corporaciones internacionales, a las que acusa de criminalizar al agricultura, apropiarse de los recursos básicos y expoliar la tierra.

Lúcida, revolucionaria, enérgica y carismática. Mujer vital, valiente, incansable en sus denuncias, firme defensora de la agricultura orgánica como la verdadera solución al cambio climático y de la necesidad urgente de reforestar el planeta.

Así es la física, ecofeminista y filósofa india Vandana Shiva, quien a sus múltiples ocupaciones como directora de la Fundación india para la Investigación Científica, Tecnológica y Ecológica, conferenciante, escritora, profesora y militante antiglobalización, ha añadido una nueva que la vincula de manera muy especial a nuestro país.

Shiva ha aceptado ocupar la Presidencia de Honor de la Fundación +Árboles, entidad creada a instancias de la empresa Maderas Nobles de la Sierra del Segura para promover una nueva cultura del árbol e implicar a toda la sociedad en la plantación masiva de árboles. Su reto: plantar 100 millones de árboles en los próximos cuatro años que ayuden a frenar la desertización y a mitigar los efectos del cambio climático.

Para Oscar Rando, director de +Árboles, incorporar una compañera de viaje como Vandana "significa sumar más: +credibilidad, +transparencia, +compañeros y compañeras de viaje, +ilusión y por supuesto +árboles. Vandana es capaz de hablar de calentamiento global, soberanía alimentaria, transgénicos o árboles y hacernos emocionar con su enorme corazón y su transparente mirada".

Fue precisamente durante el I Encuentro Internacional de Amigos de los Árboles donde se gestó el primer acercamiento entre la Fundación y Vandana Shiva, invitada excepcional que compartió escenario con Al Gore, Joaquin Araújo, Cristina Narbona y los principales representantes del movimiento ecologista español, todos ellos convocados por Maderas Nobles a una jornada extraordinaria celebrada el 23 de junio de 2007 en Barcelona y que tendrá continuidad en un segundo encuentro previsto para el 2009.

Aquel día, Vandana Shiva levantó su voz diáfana y poderosa para declarar: "Seremos libres si aprendemos de los árboles" (…)"Las semillas, las plantas, los árboles y los bosques han sido siempre maestros. Maestros en esperanza en las peores circunstancias. (…) Y nos dan una importantísima lección de libertad". El discurso de Shiva es un discurso a favor de la vida. "No tenemos otra opción que recordar y reconocer que somos parte de una sola tierra, viva e interconectada. Como hijos de Gaia, somos una especie. (…) Somos una especie con los árboles".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de