Comenzó como una depresión tropical, pero tras cumplir con los pronósticos y convertirse en tormenta tropical, bautizándose como Paloma, el decimosexto ciclón de la temporada es ya un huracán, según confirmó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami.

Paloma subió de categoría y soplaba a las 07:00 horas (una de la madrugada en España) con vientos sostenidos de 121 kilómetros por hora, al tiempo que se encontraba a unos 265 kilómetros al sur de la Isla Gran Caimán. En su camino, mientras se mueve a 19 kilómetros por hora, amenaza también a Jamaica y Cuba.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de