El proyecto, cuyo presupuesto asciende a 1.593.440 euros, cuenta con una cofinanciación del 40% por parte de la Comisión Europea y con el apoyo de otras entidades como la Confederación Hidrográfica del Duero, la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León, la Diputación de Palencia y la Fundación Biodiversidad.

Plan de Gestión para los humedales

El objetivo principal de este proyecto es garantizar la restauración, conservación y gestión de más de una treintena de humedales asociados al Canal de Castilla, con excepcionales valores naturales, y que presentan hábitats y especies de interés comunitario.

Las acciones desarrolladas desde el 2006 han permitido llevar a la práctica trabajos de restauración hidrológica que permitieron la instalación de sistemas de mejora del abastecimiento hidrológico en un total de 13 humedales, garantizando de esta manera el mantenimiento de unos niveles mínimos de agua que hacen posible el desarrollo de los procesos biológicos en los humedales.

Otro de los principales hitos del proyecto ha sido la elaboración de un Plan de Gestión para estos humedales. Este documento, que regulará los usos y aprovechamientos de los humedales, señala las líneas de conservación prioritarias y, en resumen, garantiza la conservación a largo plazo de los humedales, permitiendo a la vez una amplia participación de todos los agentes sociales implicados.

Censos de las especies más emblemáticas

Los trabajos de manejo y gestión han consistido principalmente en la adecuación ambiental de los humedales mediante la generación de pantallas arbustivas. Más de 84.000 arbustos de especies típicas de ribera han sido plantados en el entono de los humedales, generando con ello un interesante hábitat para numerosas especies de plantas y animales, además de mejorar la protección de los humedales. También se han elaborado sistemas de gestión de la vegetación palustre, lo cual ha permitido aumentar la productividad e incrementar la biodiversidad en el complejo húmedo.

Los humedales del Canal de Castilla no disponían, antes del comienzo de esta iniciativa, de elementos de interpretación y uso público. Gracias al proyecto Life se han diseñado y dispuesto tres rutas interpretativas, con paneles, mesas divulgativas y dos observatorios de aves.

Los trabajos de monitorización de resultados han permitido la realización de censos de las especies más emblemáticas y amenazadas de este espacio natural como, por ejemplo, la garza imperial, el aguilucho lagunero o el avetoro. Sobre las dos primeras especies se han llevado a cabo trabajos de radio-seguimiento para obtener una información más precisa sobre su hábitat, todo ello dirigido a implementar medidas de  conservación más eficaces.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de