Planta de biomasa

Un nuevo estudio demuestra que la futura planta de generación eléctrica mediante biomasa de Monzón (Huesca) no afectará a la calidad del aire de la ciudad. El estudio ha contrastado casi un millón de datos por cada tipo de emisiones a la atmósfera. En concreto, se han analizado 8.760 valores horarios en 90.601 puntos, a modo de malla en toda la zona de dispersión de las emisiones. 

Las conclusiones ya han sido entregadas al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA). Era el último informe solicitado en el marco de la revisión de oficio de determinados parámetros de la Autorización Ambiental Integrada, ya vigente como acto administrativo en firme del proyecto de planta de 49,5 megawatios (MW) que se promueve en Monzón. El estudio ha sido realizado por una consultora externa, especializada en la materia

En cada uno de los valores, se han considerado las medias anuales y percentiles para comparar con los límites establecidos por la legislación para los objetivos de calidad del aire. Dentro de la malla de puntos analizados, se hace mención específica a determinados lugares del casco urbano de Monzón, como el Polígono Paules -donde se ubicará la planta de energía limpia-, el Parque del Molino, el Parque de la Azucarera, la Plaza Mayor, la Plaza de la Constitución y la Plaza de la Iglesia de San José.

Las inmisiones analizadas han sido las de dióxido de nitrógeno, óxidos de azufre, partículas de menor tamaño (PM 2,5), monóxido de carbono y benzopireno, así como la formación de ozono troposférico.

Entre las prolijas conclusiones analizadas, se comprueba que en dióxido de nitrógeno incluso las cifras de máxima incidencia serían un 32 por ciento inferiores al límite previsto. En la media anual, los niveles de dióxido de nitrógeno no llegan ni siquiera al 0,5 por ciento del valor límite en ninguno de los seis puntos señalados en el casco urbano de Monzón.

En óxidos de azufre, las inmisiones son 100 veces inferiores al límite en las zonas residenciales de Monzón. En monóxido de carbono, ni siquiera en su máxima horaria supera el 0,11 por ciento del valor límite en el casco urbano de Monzón. 

Partículas y benzopirenos

En cuanto a las partículas de menor tamaño (PM 2,5) la media anual sería del 0,5 por ciento del límite. Como hipótesis más restrictiva, se ha considerado como si la totalidad de la emisión de las partículas de la planta correspondiese a este tipo de partículas, menores de 2,5 micras. Aun con esta hipótesis, en la media anual las partículas PM 2,5 solo representan el 0,07 por ciento de los límites

Respecto al benzopireno, las inmisiones son cuatro veces inferiores a los niveles de referencia en cuanto a la media anual, incluso sumando los valores de fondo. De hecho, el análisis de benzopireno muestra unos resultados que no llegan al 30 por ciento del umbral de referencia en todos los puntos del casco urbano analizados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de