Con esta decisión, el Partido Animalista – PACMA  ha reconocido que “celebramos el fin de esta práctica terrible, que supondrá un punto de inflexión para la prohibición definitiva de la tortura en España. Sin embargo, apelamos a la coherencia política de aquellos partidos que han apoyado la ILP para la prohibición de las corridas de toros, para que apliquen los mismos principios contra los correbous, que provocan un maltrato evidente al animal”.

Por otro lado, la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho ha afirmado que “haremos todo lo posible para que ayer no fuera la última corrida de toros en Cataluña”. Para Sánchez-Camacho “hoy es un día triste para los que defendemos la libertad y para los que creemos que la Fiesta Nacional es una expresión de la cultura y la tradición compartida con el resto de España”.

La líder popular ha hecho estas declaraciones antes de asistir a la corrida de toros que se celebraba ayer en la Monumental de Barcelona. “Defenderemos la “fiesta” para que sea declarada patrimonio cultural como lo han defendido nuestros compañeros del Senado y para que esté protegida en todos los puntos de España”. Y ha añadido que “esperemos que el Tribunal Constitucional tenga en cuenta nuestro recurso”.

En este sentido Sánchez-Camacho ha insistido que “desde el PPC seguiremos defendiendo ante el gobierno de la Generalitat la necesidad de una moratoria a la prohibición de los toros porque es indignante que se tengan que pagar indemnizaciones millonarias mientras hay recortes en sanidad y en educación”.

Finalmente la presidenta del PPC ha denunciado “la hipocresía de los nacionalistas, especialmente de CiU, por prohibir los toros con pretextos animalistas y proteger los correbous”. “Han enmascarado una decisión política identitaria para no reconocer que Cataluña forma parte de España con una cultura común”, ha concluido.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de