FNYH

Recientemente Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, y Juan José Rodríguez, titular de la finca “El Rual” (Espeja, Salamanca), formalizaron un acuerdo de colaboración para la incorporación de la mencionada finca al proyecto Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico.

215 hectáreas, hábitat de la cigüeña negra

Con una superficie de 214,7 ha, la finca El Rual alterna en su interior bosques de ribera, dehesa de encinas y alcornoques y humedales. Integrada en la red de espacios protegidos Natura 2000 (LIC Campo de Azaba), FNYH está trabajando para la mejora del estado de conservación de sus recursos naturales.

Acciones de conservación para la mejora de hábitats y especies representativos del Oeste Ibérico

Durante la vigencia del convenio, FNYH instalará un cercón para la mejora de las poblaciones de conejos, se crearán plataformas de nidificación para cigüeña negra, se instalarán protectores de arbolado joven, se restaurarán las tres charcas presentes en la finca, se mejorarán las zonas de ribera con plantación de especies y se mejorará el uso cinegético de la finca haciendo uso de buenas prácticas de gestión de la caza.

Un acuerdo de colaboración y custodia del territorio durante 5 años entre FNYH y la finca El Rual

La duración del acuerdo de colaboración será de 5 años, tiempo mínimo indispensable para la consecución de los objetivos de conservación. A pesar de la corta duración del acuerdo, el propietario se compromete a respetar las acciones de conservación realizadas, manteniendo los valores naturales implantados o restaurados en la zona de actuación, al menos durante 20 años más.

Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, un proyecto transnacional

Este acuerdo de colaboración se adscribe al LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, del que FNYH es beneficiario coordinador y que cuenta con la cofinanciación de la Comisión Europea. El objetivo de este proyecto es la creación de un Club de Propietarios de fincas que cuenta ya con cerca de 10.000 hectáreas (ya sean privadas o públicas), en donde se vienen ejecutando acciones para la mejora del estado de conservación de los principales hábitats y especies del Oeste Ibérico y para la toma de conciencia de la importancia del Oeste Ibérico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de