La Comisión de Explotación del Trasvase Tajo- Segura  afirma que su decisión, que debe ser aprobada por el Consejo de Ministros, se ha hecho “considerando que la disponibilidad de agua en cabecera del Tajo lo permite”.  A esto ha añadido que el desembalse para las Tablas de Daimiel "deberá estar condicionado a conseguir que el aporte hídrico al Parque sea lo más efectivo posible”.

El terreno requiere una humectación previa

El desembalse se llevará a cabo después de la humectación que producirán los bombeos de agua que están previstos. El volumen a trasvasar estará condicionado por “las circunstancias de humectación que haya en el momento que se haga el trasvase”, afirman los expertos.

La Comisión afirma que se construirá una obra de emergencia que permita utilizar de "forma provisional" la parte de tubería de abastecimiento a la Llanura Manchega y el cauce del río Gigüela.

Agua para regadíos

Por último en la reunión de expertos sobre el travase se ha acordado “elevar a definitiva” la propuesta provisional que aprobó en su reunión del pasado 7 de octubre. En ella se sugería el envío de 21,9 Hm3 para el abastecimiento a la mancomunidad de Canales del Taibilla, y 25 Hm3 para regadíos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de