Mientras la Ley de Murphy nos dice que “algo que puede salir mal, saldrá mal” o que “la tostada siempre se cae del lado de la mantequilla”, muchas personas siguen pensando que invertir en Prevención de Riesgos Laborales, PRL, es una pérdida de tiempo y dinero. Si la tostada siempre cae por el lado de la mantequilla, ¿Por qué nos  tiramos de los pelos cuando ese dinero no invertido en formación se traduce en bajas laborales

No somos conscientes de que las malas posturas frente al ordenador o haciendo un trabajo físico pueden ser la causa de muchas de las lesiones que padecemos. El dolor de espalda, uno de los dolores más comunes en un trabajador, es una de las lesiones que mayor incapacidad laboral genera. ¿Cuántas bajas tiene una empresa a lo largo del año por no evaluar las condiciones y no saber identificar los peligros que genera cualquier puesto de trabajo?

Ahora traduce esas bajas en dinero. ¿Demasiado dinero? Y si eres autónomo, doble riesgo. Pierdes trabajo y dejas de ganar dinero y para añadir más leña al fuego, según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales el empresario puede ser multado por infracciones en materia de prevención de riesgos laborales con hasta 819.780€, según el grado de gravedad.

A día de hoy es absurdo jugártela de ese modo, gracias a la Fundación Tripartita la formación de un trabajador puede ser 100% bonificable, es decir, puedes hacer cursos sin que te cueste dinero, además prevés futuras bajas y te alías con la legislación vigente en materia de PRL.

En el mercado puedes encontrar una multitud de cursos que te pueden ayudar pero Ambientum, empresa líder en formación medioambiental,  trabaja codo con codo con la Fundación Tripartita y a día de hoy es la primera empresa del mercado que ofrece casi una veintena de cursos de PRL.

Si necesitas introducirte en la materia, tienes el curso PRL básico, fácil e introductorio. Si quieres reforzar conocimientos puedes optar por el PRL Avanzado. Los sectores que aborda son: PRL de Incendios, en Carretillas Elevadoras, en el Comercio, en Empresas de Fabricación de Armamento y Munición, en Empresas de Limpieza, en Empresas de Perfumería y Cosmética, en Empresas Químicas, en Estaciones de Servicios, en Hostelería, en la Construcción, en Oficina de Farmacia, en Oficinas y Despachos, en Peluquería y Estética, en Talleres de Reparación de Automóviles, en Transporte de Personas por Carretera, en un Establecimiento Hotelero.

Obtén más información aquí y no lo dudes más, cúbrete las espaldas, cuida tu salud y tu negocio.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de