En la Perla del Pacífico, sobre el río Guayas, se encuentra su principal atractivo natural, el Área Nacional de Recreación Isla Santay e Isla del Gallo. Estos dos pasos peatonales uno  desde Guayaquil (calles El Oro y la ría) y el otro desde Durán (cdla. Abel Gilbert 3 y malecón), permiten a los visitantes por bosques de manglar y disfrutar de aire puro.

Desde ambos puentes se pueden realizar caminatas familiares mientras se disfruta del avistamiento de aves como el hornero del pacífico, lora cabecirroja, negro fino, negro manglero, garzas, patos silvestres y águila pescadora, mariposas, insectos y reptiles.

Los recorridos pueden ser en bicicleta, ya sean propias o alquiladas, desde Durán con un trayecto de 6 kilómetros y desde Guayaquil algo más de 3 kilómetros hasta la ecoaldea y viceversa.

Adentrados en este ambiente natural, los turistas pueden degustar exquisitos platos típicos como pescado frito, seco de gallina, patacones o maduro con queso, bollo, jugo de coco, entre otras delicias que deleitan el paladar, en el restaurant o en los paraderos turísticos de la ecoaldea.

Si los visitantes prefieren, los comuneros ofrecen la opción del retorno fluvial desde la ecoaldea hasta la ciudad, cuyas embarcaciones salen del muelle de Santay hasta el Yacht Club Naval, en el malecón de Guayaquil y viceversa.

Dirigiéndose hacia la vía a la Costa, exactamente en el kilómetro 26, el MAE invita a conocer el Área Nacional de Recreación Parque Lago, una zona campestre que brinda espacios de sano esparcimiento, en los que se pueden realizar caminatas sobre la cinta asfáltica, paseo en bicicletas, trote, observación de aves y picnics.

A unos 106 kilómetros del Puerto Principal, está el Refugio de Vida Silvestre Manglares El Morro. En esta parroquia urbana de Guayaquil, los comuneros ofrecen paseos turísticos por el estuario, para observar las diversas aves marinas como las fragatas, pelícanos, garzas, pero su principal atractivo es el avistamiento de delfines nariz de botella que están por la zona.

Cerca de Guayaquil

A 45 minutos de Guayaquil, en el kilómetro 49 de la vía a Puerto Inca – Machala, se abren las puertas de la Reserva Ecológica Manglares Churute. Un espacio más silvestre por su gran vegetación compuesta de 700 especies de plantas, que incluyen cinco especies de mangle.

Con aproximadamente 300 especies de aves entre migratorias y nativas, que habitan los senderos La Flora, Aulladores, El Mirador, El Mate, la Isla de los Pájaros y la ruta fluvial en el estuario del río Ulpiano, los exploradores tienen varias opción a su elección.

Se ofrece cabañas de hospedaje dentro de la reserva, junto al área administrativa. Para los más aventureros es posible acampar en este mismo sector, si el visitante cuenta con los equipos necesarios.

Consejos prácticos

•    Acudir en ropa cómoda, deportiva, para facilitar la caminata.

•    Protegerse con gorra, gafas, repelente, bloqueador solar.

•    Llevar previsiones de agua durante los recorridos.

•    No arrojar basura en las áreas naturales, guardarla hasta depositarla en un tacho de basura.

•    No sacar o introducir especies de flora o fauna en las áreas protegidas.

•    No dar de comer a los animales.

•    No salirse del sendero.

•    Llevar binoculares para el avistamiento de aves y otras especies.

•    Llevar la cámara fotográfica para que se lleve los recuerdos de su paso por las áreas protegidas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de