El pasado 8 de abril se publicaba en el Diario Oficial de Extremadura la Estrategia Extremeña contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural. Con los protocolos y medidas incluidas en esta Estrategia, la sociedad extremeña se dota de una herramienta fundamental para lograr acabar con los envenenamientos de fauna silvestre en la naturaleza, práctica considerada como un delito por nuestro Código Penal. El uso de cebos envenenados pone en peligro no sólo valiosas especies amenazadas (como el lince reintroducido que fue abatido con un cebo mortal el año pasado, el buitre negro o el águila imperial ibérica), sino también la propia seguridad de mascotas o niños que puedan coincidir con estos peligrosos productos mientras pasean o juegan por el campo.

Extremadura, la novena Comunidad Autónoma que aprueba una estrategia

 La Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Extremadura se une a otras ocho Comunidades Autónomas que cuentan con estrategias y planes de lucha contra el veneno, remediando tantos años de retraso para enfrentar este problema. La administración extremeña ha liderado los trabajos dentro del Consejo Asesor de Medio Ambiente para conseguir un conjunto de medidas para erradicar el envenenamiento de fauna silvestre consensuada con todos los agentes sociales implicados, dotada de un incremento significativo de los recursos, especialización de personal y protocolos de prevención, investigación y persecución de estos delitos.

Hay que destacar la recuperación de la patrulla canina especializada en la detección de cebos envenenados, que hace años fue cedida al Ministerio del Interior por el Gobierno de Extremadura. La presencia de estos perros todo el año en el campo, junto con la especialización de un número importante de agentes de medio ambiente, supondrá aumentar notablemente la capacidad de perseguir estos delitos y lograr las pruebas que permitan sancionar a los envenenadores.

Extremadura se comprometió en agosto de 2010, en el marco del proyecto Life+VENENO, a la aprobación de una Estrategia de lucha contra el veneno. SEO/BirdLife y WWF felicitan al Gobierno de Extremadura por este trabajo y por el cumplimiento de su compromiso contra el veneno. Ambas ONG esperan que el gobierno dote a esta estrategia de los recursos necesarios y priorice su puesta en funcionamiento de forma inmediata.

Estas organizaciones ofrecen su total disposición para colaborar en la consecución de los objetivos y medidas de esta Estrategia, que es la de todos los ciudadanos que están en contra del veneno en el campo.

El uso de veneno en Extremadura

Tal como recoge la propia estrategia en Extremadura, entre 2003 y 2013, murieron envenenadas 223 especies protegidas. Las especies más representativas que se vieron afectadas fueron el buitre leonado, con 71 casos, el milano real, con 42 casos, el buitre negro, con 38 casos, el milano negro, con 15 casos y el alimoche, con 5 casos. Estas cifras son solo la punta del iceberg ya que se estima que únicamente se detecta entre el 7 y el 10 por ciento de los animales envenenados.

Entre las zonas con mayor número de casos destacan el noreste de la provincia de Cáceres, el este de la provincia de Cáceres, todo el este de la provincia de Badajoz y el suroeste de la provincia de Badajoz.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de