El nuevo ministro de Medio Ambiente de Brasil alcanzó un acuerdo con la industria procesadora de granos para extender la prohibición de compras de soja de la Amazonia deforestada hasta julio de 2009.

"La misma iniciativa será extendida a otros dos sectores, el sector de la madera y el de la carne" , anunció ayer el ministro Carlos Minc elogiando a la industria de granos y a organizaciones no gubernamentales por la iniciativa " pionera" .

Los ecologistas afirmaron que la iniciativa de Minc era esencial para proteger el mayor bosque tropical del mundo. La moratoria para la soja rige desde 2006. La deforestación en la región avanzó rápidamente en los meses recientes mientras los precios globales de los granos continúan batiendo récords.

La moratoria es un compromiso de la local Asociación Brasileña de la Industria de Aceites Vegetales (Abiove), que incluye a grandes jugadores como Cargill Inc, Bunge Ltd ADM Co y Louis Dreyfus, y la Asociación de Exportadores de Granos (Anec).

Los precios en aumento están reviviendo el sector local de la soja de una crisis severa que, debido a la fortaleza del real ante el dólar y costos de producción que incluyen combustibles y fertilizantes cada vez más caros, han llevado a muchos productores al borde de la insolvencia.

Brasil es el segundo mayor productor mundial de soja después de Estados Unidos. Abiove y Anec controlan un 94 por ciento de la comercialización de la soja en Brasil.

"La decisión hoy es muy importante y muestra que el sector líder del agronegocio puede garantizar producción de alimentos sin necesidad de cortar una hectárea más de la Amazonia" , dijo Paulo Adario, director de campañas de Greenpeace en la Amazonia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de