El Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), gracias a una ayuda a la investigación Ignacio H. de Larramendi concedida por FUNDACIÓN MAPFRE, ha puesto en marcha un estudio pionero en España para saber hasta qué punto los programas de educación ambiental dirigidos a escolares influyen en el entorno más inmediato de los niños: padres, profesores y familiares.

El estudio, en el que participan 600 personas entre profesores y padres de alumnos, intenta demostrar que el trabajo con los más pequeños de la casa no sólo resulta fundamental para la formación de los adultos del futuro, sino también para la influencia real sobre sus padres y otros adultos cercanos.

Para ello, un equipo de investigación formado por expertos en educación infantil y trabajo social está haciendo un seguimiento a los padres y a los profesores de los miles de niños que asisten al programa de educación ambiental de GREFA a lo largo del año, con el objetivo de comparar el antes y el después de la visita al Centro de Recuperación y Hospital de Fauna Salvaje que la institución tiene en Majadahonda (Madrid).

“La influencia social puede ser protagonizada por personas y grupos carentes de poder social coactivo, como los estudiantes, capaces de proporcionar modelos de conducta creíbles y muy atractivos no sólo sobre los grupos de su misma edad, sino también sobre los adultos”, comenta Silvia Patricia Cury, miembro del equipo investigador de GREFA.

Las conclusiones del estudio se darán a conocer a principios del próximo año y se publicarán en revistas científicas y especializadas. También está previsto la realización de un documental que se presentará en los principales festivales de cine ecológico del mundo.

GREFA se fundó en 1981 y desde entonces esta ONG ha atendido a casi 50.000 animales en su Centro de Recuperación y Hospital de Fauna Salvaje. Actualmente trabaja en este centro, uno de los más grandes y modernos de Europa en su especialidad, unas veinte personas entre veterinarios, rehabilitadores, fisioterapeutas especializados en fauna, biólogos y naturalistas. Desde el centro se lleva a cabo un programa de educación y sensibilización ambiental por el que se gestiona la visita tanto de colegios como de grupos o a nivel particular. Más de 4.000 alumnos visitaron sus instalaciones en 2013.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de