¿España está exenta de huracanes?

Según los estudios la de 2017 va a ser la temporada de huracanes más larga desde 1951. Algunos dejan miles de víctimas a su paso: víctimas mortales (Irma se ha cobrado 12 por el momento), poblaciones enteras devastadas y condenadas a situaciones extremas de pobreza.

Y no solo: se ha probado que en las zonas de economías más deprimidas, la mera situación de riesgo, la posibilidad de que un huracán alcance la propia ciudad, afecta negativamente y de forma continua al bienestar las personas. Pero, ¿podría un huracán llegar a las costas españolas? "España está totalmente a salvo de huracanes porque no estamos en el ámbito tropical", explica José Miguel Viñas, físico del aire y consultor de la Organización Meteorológica Mundial.

"Lo que sí que puede ocurrir a veces", añade, "y tenemos una referencia del pasado, es que una tormenta tropical evolucione de forma no lógica -lo normal es que se mueva hacia América desde Europa- y que en mitad del Atlántico, en un momento dado, se acerque algo a nuestras costas". Los ecos de un huracán, por tanto, podrían dejarse notar en zonas como las islas Canarias o en la costa atlántica de la península y dejarían lluvia y viento.

Y, ¿podría el calentamiento global cambiar esta tendencia y traducirse en un mayor número de huracanes, como apuntan algunos expertos? "A priori en un mundo más cálido se dan más condiciones para que haya más huracanes y sean más potentes debido a que hay más energía", explica el experto. "Pero no es únicamente la temperatura la que determina que se produzca un huracán tropical". Viñas señala que los últimos huracanes sí que parecen estar teniendo mayor intensidad, pero aclara que no nos podemos fijar solo en la devastación que observamos porque ahí entra en juego "un factor humano, que es nuestra propia vulnerabilidad y el tipo de construcciones que elegimos" para establecernos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de