La concentración de elevados niveles de dióxido de carbono (CO2) podría extender las estaciones de crecimiento de las plantas, un fenómeno anteriormente atribuido al cambio climático.

La investigación, publicada en la revista científica Nature, muestra que, si bien el calor extiende el periodo de actividad de los ciclos de vida anuales de las especies,un aumento en la concentración de CO2 en el ambiente alarga más su temporada de crecimiento.

Para llegar a esa conclusión, un grupo de expertos liderados por la científica estadounidense Heidi Steltzer llevó a cabo un estudio durante cinco años en unos campos de Wyoming (EEUU), donde practicaron experimentos de calentamiento y aumento de los niveles de CO2.

Esas pruebas revelaron que el aumento de la temperatura adelantó la temporada de cultivo de especies y retrasó la senectud de otras que florecen más tardíamente.

Ese último efecto se reforzó al concentrar un nivel elevado de CO2, lo que permitió a las especies mantenerse activas durante más tiempo, especialmente, según los científicos, en los casos en los que la disponibilidad del agua es limitada.
Según se observó en ese estudio, como media, durante los cinco años del experimento, la temporada de crecimiento de las plantas que desarrollan pronto hojas y flores finalizó 7,6 días más tarde debido al calentamiento y al elevado nivel de dióxido de carbono, comparado con otro escenario en el que se hubiera tenido solamente en cuenta el calentamiento como único factor.

Los autores concluyen que el aumento en la atmósfera de CO2 pueda cambiar el calendario de los periodos reproductivos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de