La primera referencia al sector del medio ambiente que hacen los socialistas aparece en el epígrafe llamado “Sostenibilidad: una prioridad y una oportunidad”, en el que se apuesta por hacer de este principio una prioridad a la hora de desarrollar cualquier tipo de política. Además, el programa del PSOE remarca que todos los ámbitos relacionados con la sostenibilidad son nichos de creación de empleo. Vertebran su propuesta en 4 ejes: lucha contra el cambio climático, biodiversidad y protección litoral, desarrollo rural (incluyendo agricultura y pesca) y eficiencia en el uso de recursos y energética.

En relación a la lucha contra el cambio climático, el partido liderado por Rubalcaba propone, como medida concreta, la aprobación de una Ley de Cambio Climático con plazo 2050 pero que establezca objetivos para las décadas anteriores. Esto iría acompañado del fomento de proyectos domésticos de reducción de emisiones y de la revisión de los sectores más vulnerables y de la integración de la obligación de acompañar los Presupuestos Generales del Estado con presupuestos de carbono. También incorporarían la obligación de presentar cuentas anuales con estimación de huella ecológica en el registro mercantil.

También hacen una amplia mención a la conservación de la biodiversidad española, para lo que proponen la aplicación de planes sectoriales que garanticen la eficacia del Plan Estratégico Estatal del Patrimonio Natural y la Biodiversidad como lo más destacado.

Otro de los apartados del programa habla sobre la reforma de la PAC, en la que actualmente se encuentra inmersa Europa. Sobre este tema se reitera la postura que España ha tenido durante los últimos tiempos de firmeza ante los intereses de los agricultores.

En la gestión de agua que proponen es reseñable la propuesta de reducción de consumo de agua en el regadío y el desarrollo de legislación sobre la materia. Es decir, una continuación de la política de estas últimas legislaturas con el PSOE en el poder, igual que con las actuaciones en materia de residuos y su correspondiente Ley, recientemente aprobada.

También aprobarían Plan Nacional de Riesgos Químicos y Metales Pesados para la Salud que incluya un calendario de prohibición total del uso de mercurio, plomo y cadmio, y medidas transitorias hasta su total desaparición.

En el polémico tema de la energía, el PSOE apuesta por una reforma gradual del mercado energético “para incentivar la eficiencia y avanzar hacia la plena utilización de nuestro potencial en energías renovables, reduciendo la dependencia exterior”. La auto-generación también se menciona. Respecto a las centrales nucleares, el Partido Socialista aboga por su cierre gradual en un plazo de 40 años, lo que Rubalcaba no aclaró hace unos días.

Para compensar, crearán un Fondo Estatal de Apoyo a las Energías Renovables que apoye la inversión privada en tecnologías renovables.

Este es, a grandes rasgos, el programa en materia de medio ambiente del PSOE. Mañana ofreceremos un resumen de las medidas electorales de los demás partidos en este ámbito.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de