El incendio que desde el sábado afecta a la isla canaria de La Gomera está en gran parte controlado, por lo que se ha recuperado cierta normalidad y la mayoría de la población evacuada ha vuelto a sus casas. A falta de una evaluación oficial de daños, se estima que al menos han ardido unas 700 hectáreas, sobre todo fincas agrícolas y zonas de monte bajo. También se ha quemado alguna vivienda, así como cuartos de aperos y otras edificaciones en principio abandonadas.

El fuego ya ha sido estabilizado en los municipios de Hermigua y Vallehermoso, pero continúa activo en el barranco de Liria, una zona cercana al Parque Nacional de Garajonay. De momento, las llamas no han llegado hasta este enclave, según ha confirmado el Cabildo de La Gomera.

El incendio se inició el sábado por la tarde. La cercanía de las llamas a las viviendas obligó a la evacuación preventiva de unos 500 habitantes de los citados municipios. La mayoría de ellos ha regresado ya a sus casas.

En las labores de extinción participan cinco helicópteros, cuatro del Gobierno de Canarias y uno del Cabildo de Tenerife. A estos hay que sumar dos hidroaviones enviados por el Ministerio de Medio Ambiente. Además, hoy estarán operativos otros dos helicópteros tipo Kamov.

En la extinción de las llamas también participan todos los efectivos disponibles de Medio Ambiente de La Gomera, junto a policías locales y Guardia Civil, y desde Tenerife y Gran Canaria se han enviado refuerzos.

El principal enemigo es el viento, cuya ausencia ha ayudado por la noche a controlar gran parte del incendio, pero su incidencia durante el día de ayer dificultó las actuaciones en la zona alta de Hermigua.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de