Los consejeros de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte, Alfonso Vicente, y de Medio Ambiente, Alfredo Boné, han presentado el Manual a empresarios y representantes del sector.

El consejero de Obras Públicas, Alfonso Vicente ha señalado que "las empresas que quieran trabajar con la administración tendrán, además de tener el impacto ambiental positivo, tendrán que hacer las cosas bien e ir dando pasos, poco a poco, en hacer las carreteras más sostenibles".

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha explicado que este manual es una muestra de que "el Gobierno de Aragón quiere ir mucho más allá de su estricta obligación, ya que la preservación de la sostenibilidad desde un punto de vista medioambiental de las actuaciones en obras públicas está garantizado ya por la ley de protección ambiental de Aragón y por el cumplimiento de todas las tramitaciones ambientales". Una profundización en cuestiones ambientales que "no tienen que encarecer las obras públicas", ha subrayado Boné, quien ha explicado que esta medida entronca con la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático y Energías Limpias (EACCEL) y se encuentra dentro de las medidas del Plan de Acción propio del Gobierno de Aragón para la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero y de adaptación al cambio climático.

Minimización de afecciones al entorno

La búsqueda del desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático justifican que en el diseño, contratación, ejecución y mantenimiento de las obras públicas no sea suficiente con cumplir los requisitos exigidos por la normativa medioambiental de aplicación, incluyendo, en su caso las prescripciones de la declaración de impacto ambiental.

El Gobierno de Aragón entiende que es imprescindible dar un paso más,  de tal modo que las administraciones públicas fomenten y exijan, cuando sea posible, la aplicación de buenas prácticas para conseguir la minimización de las afecciones al entorno natural.

En este sentido, es fundamental la eficacia en el uso de los recursos materiales o energéticos y la aplicación del principio de jerarquía en la gestión de residuos, dando prioridad a su reducción en origen, reutilización, reciclado y valorización frente a su eliminación.

En la ejecución de las obras de carreteras, se dará preferencia a partir de ahora a la reutilización de los residuos generados en la propia obra y al uso de materiales reciclados (polvo de neumáticos, residuos de construcción y demolición, escorias de acería, polímetros, etc) frente al uso de otros materiales, siempre que su utilización sea técnica y económicamente viable.

El Manual de Buenas Prácticas Ambientales se estructura en dos bloques:

1. El primero, común a todas las actividades desarrolladas en la construcción y conservación de carreteras. Conocer los impactos que estas actividades pueden generar es imprescindible para poder evitarlos, para ello es necesario identificar el origen de las afecciones y de esta forma llevar a cabo las medidas para prevenirlos, reducirlos o mitigarlos.

2.  En segundo lugar y con el objetivo de facilitar la aplicación de buenas prácticas medioambientales se ha creado una herramienta práctica de fácil manejo: Fichas de buenas prácticas ambientales en la construcción de carreteras y fichas de buenas prácticas ambientales en la conservación de carreteras.

El Manual se ha diseñado de tal forma que las fichas puedan ser extraídas y ubicadas en el puesto de trabajo, con el objeto de que los trabajadores conozcan las buenas prácticas relacionadas con su actividad habitual y contribuyan así a minimizar los impactos medioambientales

Las buenas prácticas ambientales no deben basarse tanto en cambios y/o mejoras de las tecnologías o infraestructuras, sino que se deberían apoyar en la mejora de los hábitos de trabajo, lo que significa que el componente personal y de sensibilización es clave para su implantación.

La buena gestión ambiental es resultado de la adecuada cualificación, formación y sensibilización de los trabajadores.

La elaboración del Manual está asimismo contemplada en el Plan de Acción de Gobierno de Aragón frente al Cambio Climático y de Energías Limpias 2008-2012 como una de las acciones de reducción de emisiones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de