El futuro de la costa

En ella viven uno de cada tres españoles, cifra que ha aumentado un 23% desde 1991. Es la base del turismo, que supone el 11% del PIB y la mayor atracción de 75 millones de visitantes, aunque muchos sean prestados por la inestabilidad de otros países mediterráneos. 

Sin embargo, en tan solo una generación hemos multiplicado su urbanización por dos. Entre 1987 y 2011 hemos construido casi lo mismo que desde la antigüedad hasta esa fecha. 

Hemos edificado hasta el mismo límite del mar, incluso en ramblas. Seguimos con vertidos peligrosos, depuradoras que no funcionan y encima la hemos llenado de elefantes blancos, como puertos absurdos, regasificadoras, almacenes de gas o urbanizaciones ilegales. 

La declaración de espacios protegidos ha funcionado parando esta locura en muchos sitios; pero hoy, la presión se dirige hacia zonas de gran valor ecológico no protegidas. Al menos 700 kilómetros de esas zonas están bajo el radar de especuladores y constructores. Démosle la protección que se merecen estos ecosistemas increíbles. No por nuestros hijos, sino por nosotros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de