Esta área, que resultó dañada el pasado mes de febrero por el temporal Cintia, se sitúa entre las laderas de Tigaiga y La Resbala-Mamio. El fenómeno meteorológico adverso Cintia arrancó y partió una gran cantidad de pino en la zona, afectando a unas 2.700 hectáreas del Parque Natural de la Corona Forestal.

Fruto de este temporal resultaron caídos, dependiendo de la ubicación, del 15 al 100 por cien de los pinos del lugar, motivo por el cual ha sido necesario acometer varias actuaciones para poder llevar a cabo una repoblación posterior con especies de monteverde.

La plantación empezará en septiembre

La plantación de árboles se iniciará en septiembre ya que durante dicho periodo las condiciones climáticas son más favorables para este tipo de actuación. De esta manera, a partir de dicho mes, se procederá a la apertura de hoyos para que, con posterioridad, el Cabildo de Tenerife pueda realizar la plantación con las especies de monteverde. Estas acciones están incluidas en el programa canario para la defensa de los recursos forestales frente a catástrofes.

Entre las actuaciones realizadas hasta el momento destaca, tras la realización de un análisis de los pinares afectados, la separación de tres lotes de áreas similares, en las cuales se ejecutaron labores de forma simultánea.

Así, el objetivo de los trabajos previos ha sido dejar la superficie preparada para la repoblación, consistieron en cortar los árboles dañados y las ramas de mayor tamaño para luego extraerlas de las zonas afectadas. Además, se ha procedido a cortar la leña y otros subproductos aprovechables, apilándolos o triturándolos para facilitar la incorporación de los materiales más finos a la materia orgánica del suelo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de