Por Félix Toribio

redaccion@ambientum.com

Dentro del Parque Natural Saja-Besaya (Cantabria) se han instalando cerramientos metálicos, algunos con alambre de espino, según ha denunciado Ecologistas en Acción en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.  La decisión de acudir a Bruselas llega después "no obtener respuesta" de la Consejería de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

La zona afectada por las parcelaciones está situada en los límites del Monte Viaña con el de Serradores (Los Tojos), Alto de Espinera y Pico Obios.  Además, afecta a una zona declrada Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) del río Viaña, en Braña Mayor (Cabuérniga). El Monte Aá, asimismo, queda dentro del territorio influenciado por las vallas. Esta región forma parte de la zona de amortiguación del parque.

En contra de

El grupo ecologista apela a las directrices marcadas en el Plan de Uso y Gestión del Parque para explicar que los cerramientos sólo consiguen "fragmentar los hábitats", además de romper la continuidad del ecosistema y dificultar el ir y venir de la fauna silvestre. También describen el impacto visual sobre el paisaje que esta fragmentación provoca.

Los denunciantes afirman que los cierres “contravienen la Directiva Habitat". También opinan que podrían ser incompatibles con la Ley de Conservación de la Naturaleza de Cantabria, refiriéndose a las medidas de conservación de la Red Natura 2000.

Corrales ganaderos

 “Los montes del Parque Natural no pueden quedar convertidos en verdaderos corrales ganaderos”, afirman en la denuncia presentada. Además, señalan  "miles de metros de estacado, alambradas de espino y malla ganadera tan perjudiciales " que se enuentran en la zona.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de