El representante de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, Juan Romero, alertó ayer de que el río Guadalquivir "está agonizando" debido a la "fuerte" presencia de sólidos en suspensión en su cauce, los cuales, según dijo, "superan en 20 veces lo permitido".

En declaraciones a Europa Press, Romero mostró su preocupación por esta "catástrofe ecológica" en un río que "presenta un color chocolate y turbio debido a que arrastra gran cantidad de fango y sólidos en suspensión", asegurando que todo ello "está provocando la muerte de camarones, boquerones y crías de sardinas" y una "gran" preocupación entre el sector turístico y económico de localidades como Sanlúcar de Barrameda.

Por este motivo, el representante ecologista solicitó la convocatoria "urgente" del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana para analizar este asunto, mientras que también reclamó la actuación de la Fiscalía de Medio Ambiente y que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) "ponga sobre la mesa toda la información y los datos disponibles para que esta catástrofe ecológica se pueda corregir".

En este sentido, Juan Romero criticó que, a pesar de todo, el Consejo de Participación "no se reúne desde finales del pasado año en Aznalcázar", cuando el río Guadalquivir "es Doñana y Lugar de Interés Comunitario (LIC)", al tiempo que lamentó que la Junta de Andalucía "reclamara" las competencias sobre Doñana "y ahora que las tiene, ni las asume ni las ejerce".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de