Los Mossos de Esquadra detuvieron entre el 11 y el 14 de septiembre a dos presuntos pirómanos que prendieron fuego en zonas boscosas de la comarca del Maresme (Barcelona) – , aunque gracias a la actuación de los vecinos, las llamas no se propagaron.

Según informó hoy la Policía catalana, el 11 de septiembre detuvieron en Teià (Barcelona), en un operativo con la Policía Local, a Benjamin R.S., español de 42 años y vecino de El Masnou (Barcelona), por intentar prender fuego intencionadamente en dos puntos de un área boscosa, uno de ellos a un kilómetro de distancia de una zona habitada.

Un conductor que circulaba sobre las 23.15 horas del día 10 por el camino de la Sierra observó cómo un coche se paraba en medio de la vía, impidiendo el paso, prendía fuego a unos matorrales y abandonaba el lugar con la vegetación quemando.

Poco después, gracias a la descripción del testigo, los agentes pudieron dar con el presunto pirómano, que también incendió otro punto, a un kilómetro del primero. En su coche había un centenar de cartuchos y dos mecheros.

Benjamin R.S. pasó el domingo a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Mataró por un delito de incendio forestal, y quedó en libertad provisional.

Por otra parte, los Mossos detuvieron el domingo en Premià de Mar (Barcelona) a otro pirómano por prender fuego con un mechero a un colchón en una zona boscosa cerca de la autopista C-32. Las llamas no se propagaron gracias a la actuación de un vecino, que le arrebató el mechero y avisó a la Policía.

Giuseppe L., italiano de 20 años y domiciliado en Italia, pasó el lunes a disposición judicial por un delito de incendio forestal y otro de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad, ya que al ver llegar a los mossos, intentó huir.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de