El Gobierno de Costa Rica ha declarado la región de los Quetzales como su 28 Parque Nacional con el fin de ampliar la protección de la biodiversidad y de las especies, de acuerdo con sus políticas como país pionero en la protección del medio ambiente.

Con este nuevo Parque Nacional, Costa Rica dedica 13.286 kilómetros cuadrados, el 26 por ciento de sus 51.100 kilómetros cuadrados de extensión, a la conservación de la fauna silvestre.

El nuevo Parque Nacional se encuentra a 122 kilómetros de distancia de la capital, San José, y alberga 25 especies diferentes, 116 tipos de mamíferos y humedales, como las lagunas de época glacial gracias a los siete niveles de altura que tiene el parque.

Según informa la oficina de promoción turística de centroamérica en comunicado, Los Quetzales, que se creó en 2005 por un decreto gubernamental, se sitúa en una de las zonas más lluviosas del país, a 2.800 metros de altura. Los Quetzales contribuirán a proteger la diversidad de vida silvestre en esta zona y buscará el florecimiento de la flora robles, para seguir creciendo sin estar en peligro de extinción.

Conocido por su compromiso con la sensibilización sobre el medio ambiente y con el turismo sostenible, Costa Rica, que representa el 0,1 por ciento de la superficie de la Tierra, alberga el 3 por ciento de la diversidad biológica del mundo y el 3,5 por ciento de la vida marina del planeta. Allí se pueden observar varias especies de monos, grandes felinos, tapires, oso perezoso, y gran variedad de aves, reptiles y ranas.

Así, el país centroamericano se ha erigido en uno de los adalides mundiales en la búsqueda de la sostenibilidad del medio ambiente. Entre sus estrategias destaca su proyecto que busca lograr la neutralidad total del carbono en 2020.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de