Gracias a un acuerdo firmado ayer entre el Viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Manuel Beltrán, el alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González y la Directora Gerente de la Obra Social Caja Madrid, Carmen Contreras, la Comunidad recuperará 2,6 kilómetros de la ribera derecha del río Henares, en el municipio madrileño de Alcalá.

"La recuperación de este espacio protegido en el que conviven un gran número de especies vegetales y animales va a suponer no solo la mejora del hábitat de todos ellos, sino la puesta en valor de este enclave para todos los habitantes del Corredor del Henares y, por extensión, de todos los madrileños", declaró Beltrán.

En concreto, los terrenos donde se realizarán las actuaciones han sido catalogados como Lugar de Interés Comunitario (LIC), dentro del municipio de Alcalá de Henares, a lo largo del límite este con el de Santos de la Humosa. El proyecto supone la mejora de la cubierta vegetal, la retirada de escombros y residuos y la repoblación con especies vegetales autóctonas. Asimismo, se acondicionará la actual senda, adaptando y delimitando su trazado y se construirá un aparcamiento.

300.000 euros para mejorar el entorno

El convenio alcanzado ayer supondrá la rehabilitación de 2.600 metros de la margen derecha del río Henares, junto al límite con la provincia de Guadalajara, cerca de las fincas de El Encín y La Canaleja, en un área conocida como La Vega. Además, el tramo propuesto es Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la Cuenca de los ríos Jarama y Henares, incluido en la Lista Nacional de la Red Natura 2000.

El convenio, financiado por Obra Social Caja Madrid con un total de 300.000 euros, supone la limpieza y retirada de residuos y escombros, para su posterior transporte a los puntos de clasificación y tratamiento de residuos de la Comunidad de Madrid.

En cuanto a la mejora de la cubierta vegetal, se retirarán los ejemplares de árboles enfermos que puedan poner en peligro la seguridad de los visitantes, aunque se mantendrán los pies secos con el fin de crear microhábitats. Con el fin de mejorar el estado de los ejemplares de árboles vivos, se prevé la poda controlada a través de las técnicas de trepa y plataforma con el fin de minimizar cualquier posible afección.

Además de las tareas de limpieza, el proyecto incluye la repoblación del entorno con especies autóctonas características del tramo (Salix alba, Salix atrocinerea, Populus alba y Tamarix gallica).

Una senda ecológica y un nuevo aparcamiento

El tramo del Henares sobre el que se realizará la actuación, cuenta con una senda que discurre en paralelo al río, desde el Soto del Henares al antiguo molino de la Esgaravita, y que actualmente no era utilizada dado el estado de deterioro que presenta.

Gracias a la firma, se mejorará el trazado de la senda con trabajos de limpieza y nivelación, utilizando para ello los residuos de
podas generados por los tratamientos silvícolas. Además, se instalarán pasarelas de madera en aquellos lugares con mejor visibilidad y menor presencia vegetal.

El proyecto contempla también la construcción de un aparcamiento, delimitado por una barrera de seguridad de madera, así como la instalación de mobiliario urbano, señalización vertical y un aparcamiento para bicicletas.

La precaria situación del río Henares ya había sido denunciada por uno de nuestros lectores en nuestra sección Cazados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de