La denunciante acusa a un criador de perros de caza de infracciones administrativas graves y maltrato animal. El denunciado también comercia ilegalmente con caballos, aves, ovejas y otros animales que, según testigos, eran mantenidos prácticamente sin agua, alimentados con despojos de fábrica de patatas fritas y en condiciones sanitarias extremadamente deficientes, con desnutrición, heridas abiertas, parásitos y otras dolencias.

Ante la gravedad de las pruebas e informes veterinarios presentados por la denunciante y las declaraciones de asociaciones y particulares, el juez ordenó la detención inmediata del presunto maltratador y su hijo, la entrega cautelar de los animales (muchos de ellos a la protectora Scooby) y la prohibición para la tenencia de animales y ejercicio de oficio relacionado con ellos.

De Animals subraya que, considerando los agravantes del caso, es factible que el criador ilegal y su hijo ingresen en prisión. Además de la acusación por delito de maltrato animal grave, el criador podría ser imputado por fraude fiscal y delito contra la salud pública. Por su parte, el hijo ya fue condenado por maltrato a perros y caballos en 2013 y podrá enfrentarse a una condena por incumplir la inhabilitación para oficio relacionado con animales, así como ser considerado reincidente, con posible prisión efectiva.

Cerca de 100 animales, incluyendo perros, caballos, hurones y aves, fueron rescatados en el primer decomiso, durante el cual se encontraron también numerosos cadáveres. Lamentablemente, 40 perros “desaparecieron” de las instalaciones poco antes de la llegada del SEPRONA y los rescatistas. Actualmente 53 ovejas y cabras siguen en las instalaciones del presunto maltratador y a la espera de poder ser trasladadas.

Se trata de la segunda recompensa otorgada por el Fondo 337 este mes de junio en Murcia. Representantes del Fondo esperan que esta aportación ayude a cubrir los gastos de la denuncia y favorecer una condena ejemplar. Asimismo advierten de los cuantiosos costes de tratamientos veterinarios y mantenimiento de los animales afectados, y animan a los ciudadanos a apoyar a las asociaciones que están sufragando estos costes.

El Fondo 337 es una iniciativa ciudadana creada en 2011 con el fin de respaldar denuncias fundadas de casos de crueldad hacia animales. A petición de los ciudadanos que recaudaron el dinero, el Fondo 337 es administrado conjuntamente por Asociación Animalista Libera!, Fundación Altarriba, Justicia Animal, GEHVA y Sociedad Zoológica de Extremadura.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de