Alimentados gracias a turbinas eólicas gigantes y con una bicicleta de regalo. Así serán los primeros hogares de Sherford, el nuevo pueblo ecológico para 12.000 personas que ha diseñado el príncipe Carlos de Inglaterra, el cual, según los asesores del príncipe, será el más verde de todos.

En Sherford, al igual que Poundbury, el otro pueblo que Carlos empezó a construir en su ducado de Dorset 10 años atrás, los edificios se han inspirado en las construcciones históricas inglesas, de estilo Georgiano, que no tendrán más de 5 pisos de altura.

Para el abastecimiento energético, Sherford contará con turbinas eólicas de 120 metros de altura, ayudados por sistemas auxiliares a base de biomasa para calefacción y otros sistemas electrógenos con combustibles renovables, y los materiales de construcción se traerán desde un máximo de 80 kilómetros. Tres cuartas partes de los edificios dispondrán de sistemas fotovoltáicos y se instalará una granja ecológica para abastecer de comida al pueblo.

Cuando se propuso por primera vez el proyecto, los vecinos del pueblo vecino de Brixton recogieron más de 3000 objeciones, que se retiraron tras involucrar a los vecinos en el diseño de Sherford, tras llevarles de visita a Poundbury para conocer mejor los objetivos a conseguir.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de