El eurodiputado socialista griego Kriton Arsenis ha sido el encargado de redactar la respuesta del Parlamento Europeo a la comunicación de la Comisión sobre el tema.

El 42 por ciento de la superficie de la Unión Europea es área boscosa. Los bosques crean más de dos millones de puestos de trabajo, protegen el suelo y los asentamientos humanos y regulan las fuentes de agua. También regulan la temperatura y absorben el dióxido de carbono.

Biodiversidad

Un equilibrio que se ve amenazado por el rápido cambio climático y circunstancias extremas como tormentas, incendios y sequías, fenómenos que es probable sean cada vez más frecuentes. Todo ello con la pérdida de biodiversidad como telón de fondo; se prevé que especies como el haya desaparecerán de la cuenca mediterránea, mientras que la producción de setas, champiñones y hierbas se  reducirá drásticamente en toda Europa.

Prevención

Para paliar los daños, Arsenis aboga en su informe "por que la Unión confiera carácter obligatorio a la gestión forestal sostenible y activa en el marco de programas forestales nacionales quinquenales". También contempla la posible introducción de pagos para los servicios ambientales, que tuvieran en cuenta el papel de la deforestación.

Asimismo, opina que debería reintroducirse "sin demora" el Reglamento de prevención de incendios, "centrándose en la gestión del paisaje y la introducción gradual de especies locales resistentes al fuego".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de