Esta evacuación fue realizada siguiendo las recomendaciones de los científicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que preveían un incremento de la intensidad y frecuencia sísmica.

El sistema de vigilancia volcánica del Instituto Geográfico Nacional (IGN), que realiza el seguimiento de la actividad sísmica en El Hierro, ha registrado desde la media noche hasta las 16 horas de ayer martes, un total de 6 sismos sentidos por la población, con intensidad II y III. El mayor de estos movimientos sísmicos se ha detectado a las 15:38 horas, con una magnitud de 3,6 y ha estado localizado en el mar a 11 kilómetros de profundidad, al sur del municipio de Frontera.

Las zonas finalmente evacuadas fueron El Lunchón, Pie Risco, Los Corchos, parte de Las Puntas y Guinea, en las que se desplazó a un total de 53 personas, 38 de las cuales se fueron a casa de familiares por sus propios medios y 15, a la Residencia Escolar de Valverde, trasladados en medios de transporte de viajeros.

Aunque inicialmente se consideró que el número de personas que debían ser evacuadas podrían alcanzar las 300, los técnicos del Ayuntamiento de Frontera y el Cabildo, desplazados a los núcleos de población, descartaron la evacuación de algunas viviendas por no estar en zona de riesgo.

Recordemos que estos lugares coinciden con los que se ven más afectados por desprendimientos en los casos de fenómenos meteorológicos adversos por lluvias o vientos.

Asimismo para hoy se mantiene el cierre de los centros educativos de Frontera y se mantiene cerrado el túnel de Los Roquillos a partir de las 11 de la noche de ayer hasta nuevo aviso.

Continúa la alarma

El pasado 23 de septiembre, el Gobierno de Canarias elevó el nivel del semáforo de alerta a la población de verde a amarillo, por el incremento de intensidad sísmica y las deformaciones, lo que no implica una inminente erupción pero sí que podrían sucederse otros sismos de magnitud similar.

El nivel en el que nos encontramos, de preemergencia por riesgo volcánico, establece un aumento de la información a la población y la planificación de los recursos ante una posible erupción, que todavía se encuentra en parámetros de poco probable.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de