El tifón Sinlaku que partió dos puentes y descargó más de 1.400 mm de lluvia en Taiwán, provocó la muerte de siete personas mientras catorce todavía permanecen desaparecidas, informaron hoy miembros de los equipos de rescate y los periódicos locales.

Una persona murió cuando un coche se hundió en un río después de que se derrumbara un puente en el condado de Taichung en el centro del país, informaron los servicios de asistencia de desastre.

Las fuertes lluvias producidas en varias áreas montañosas del norte del país causaron avalanchas de lodo que acabaron con la vida de dos personas y dejaron varios heridos entre la población. Asimismo, seis personas permanecen desaparecidas en el condado de Kaohsiung, en el sureste de Taiwán al derrumbarse otro puente.

Un total de 20 personas resultaron heridas debido a la lluvia incesante que también provocó aludes y derrumbamientos de tierra. El tifón Sinlaku ha dejado vientos de 126 kilómetros por hora que ayer llegó a alcanzar los 162 kilómetros.

El centro de la tormenta se localizaba hoy a 550 kilómetros en el noreste de Taiwán. El centro meteorológico Tropical Storm Risk informó de que el tifón se degradará a tormenta tropical al tiempo que se acerque al sureste de Japón.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de