Sanidad forestal

La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente ha aprobado el Plan de gestión regional de sanidad forestal y defensa contra las enfermedades, plagas y sequía. El objetivo es asegurar la persistencia de los ecosistemas forestales murcianos en estado óptimo de conservación, evitando su deterioro y degradación, utilizando todos los medios disponibles para atacar plagas y enfermedades.

Asimismo, el plan pretende que se tomen medidas para conseguir estructuras vegetales formadas por individuos sanos, que favorezcan la regeneración natural en caso de posibles daños provocados por plagas y enfermedades y obtener indicadores que avisen de cambios en las poblaciones de insectos que permitan elaborar estrategias de acción con suficiente antelación. También conseguir información de interés para afrontar la gestión de las plagas forestales en un escenario de cambio climático que predice grandes reducciones de superficie forestal.

Otros objetivos son conocer los mecanismos de ataque de las especies más dañinas que faciliten el manejo de estas especies, consolidar la Red de Estaciones Forestales Permanentes (EFSP) como medida preventiva para la detección temprana de plagas en el territorio regional, afrontar los problemas sanitarios que presentan las masas forestales debido a las duras condiciones climáticas y atender la demanda de la sociedad, que solicita disponer de áreas recreativas y zonas de esparcimiento.

El plan también prevé el control de los focos de plagas de Thaumetopoea pityocampa Schiff "Procesionaria del pino", Tomicus destruens "Blastophagus" y Scolytus sp "Barrenillo del olmo" en los montes públicos de la Región, y evitar que estos focos se puedan extender, así como poner en marcha un Laboratorio de Sanidad Forestal que concentre las actuaciones de seguimiento y detección de plagas y enfermedades de las masas forestales.

Además, se desarrollará un programa de información a propietarios y sociedad en general sobre el estado de las masas forestales y se habilitará una página web que mostrará información referente a las especies más habituales de plagas y enfermedades y los métodos de control empleados.

El ámbito del plan se extiende a la totalidad de la superficie forestal disponible en la Región, que, según el Inventario Forestal Nacional 4, es de 511.293,75 hectáreas, lo que supone el 45,20 por ciento del territorio regional. Las actividades de sanidad forestal se desarrollarán preferentemente sobre la superficie arbolada, que es de 308.219 hectáreas, de las que 284.873 corresponden a masas de coníferas, 10.982 están ocupadas por frondosas y 12.031 hectáreas son masas mixtas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de