Con esta medida, que se desarrolla en el marco del plan sectorial de inspección, pretende comprobarse si los distintos sectores productivos cumplen con la normativa en vigor y corregir las posibles anomalías detectadas.

Estas inspecciones se realizan en todas aquellas infraestructuras que cuentan con Autorizaciones Ambiental Integradas (AAI), Autorizaciones Ambientales Unificadas (AAU), Entidades Colaboradoras de la Consejería, así como en aquellas instalaciones que desarrollan actividades susceptibles de control y vigilancia, como las que emiten compuestos orgánicos volátiles; estaciones depuradoras de aguas residuales, residuos, instalaciones que gestionan subproductos animales no destinados a consumo humano (sandach), sistemas automáticos de medida asociados a focos estáticos de emisión atmosférica o actividades que carecen de autorización ambiental o que cuentan con un permiso no adecuado a la normativa actual.

La mayor parte de las inspecciones medioambientales se han realizado en Málaga (45); seguida de Granada (42), Jaén (41), Córdoba (41), Sevilla (35), Huelva (30), Almería (21), y Cádiz (8). Asimismo, en las entidades colaboradoras de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente se han llevado a cabo un total de 29 inspecciones.

Esta iniciativa se desarrolla en el marco de la Orden de 10 de noviembre de 1999 de la Consejería de Medio Ambiente, en la que se establecen los planes de Inspecciones en materia medioambiental como fórmula idónea para prevenir los posibles impactos ambientales negativos y garantizar el cumplimiento de los condicionados ambientales aplicables a las diferentes actuaciones con incidencia en el medio natural.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de