Inaugurado por Yolanda Kakabadse, Presidenta Internacional de WWF, esta jornada tiene como objetivo definir un cuaderno de ruta para los próximos años que permita preservar los bosques de la región, al tiempo que se mejoran las condiciones de vida de la población.

WWF organizó ayer, junto al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, una jornada para analizar el papel del comercio responsable de productos forestales como herramienta de cooperación en los países de África Central. La organización considera que la gestión forestal responsable es esencial para conservar la salud de los bosques de mayor riqueza del Planeta, así como para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de los países que los albergan.

Para ello, WWF ha reunido en Madrid una selecta representación de expertos de todos los sectores implicados en este ámbito. Entre ellos, destaca el Ministro de Desarrollo Sostenible, Economía forestal y Medio Ambiente de la República de Congo, la Presidenta de WWF Internacional, la Subsecretaria de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino de España y una amplia representación de los sectores gubernamental, empresarial, junto a instituciones de cooperación y de conservación de los principales países de la región.

Cabe recordar que hace cinco años WWF celebró otro encuentro similar en el que se identificó el papel relevante que la cooperación puede desempeñar en la mejor gestión de los recursos forestales de la Tierra, así como en la puesta en valor de los servicios ambientales y sociales de los bosques.

Desde entonces, la normativa de la UE en materia de comercio ilegal de productos forestales ha avanzado de manera significativa. De hecho, se han certificado por el sello FSC casi 5 millones de hectáreas en la Cuenca del Congo, la cooperación internacional española ha desarrollado distintas experiencias en materia de gestión forestal y certificación y son muchas las iniciativas de compra responsable implantadas en España.

Por tanto, durante este seminario, se evaluará el camino recorrido desde entonces y se definirá entre los distintos grupos de interés un cuaderno de ruta para los próximos años que permita preservar los bosques de la región y hacer progresar las condiciones de vida de la población local.

Hogar de la biodiversidad

WWF insiste en que los bosques son el hogar del 80% de la biodiversidad terrestre y de más de 300 millones de personas alrededor el mundo. En 2005, el valor del comercio mundial de productos forestales fue estimado en unos 261.000 millones de euros.

Asimismo, el volumen del comercio de madera entre España y la Cuenca del Congo alcanza los 0,8 millones de m3 al año, lo que se traduce en que nuestro país necesita que se explote al año y de forma sostenible un bosque de más de 100.000 hectáreas para abastecer a la industria española.

WWF aprovechará la visita de la delegación centroafricana para mostrarle también algunas de las experiencias de compra responsable de productos forestales desarrolladas en España. Así, los participantes conocerán algunas de las obras del Ayuntamiento de Madrid y el nuevo edificio de oficinas de Coca-Cola España, donde se ha utilizado madera certificada FSC.

Ambas entidades participan en iniciativas desarrolladas por WWF para promover la compra responsable de productos forestales que ya están cosechando importantes logros. De un lado, Ciudades por los Bosques, en el ámbito público, y, de otro, la Red Ibérica de Comercio Forestal, en el ámbito privado.

WWF trabaja favoreciendo la compra pública responsable a través de “Ciudades por los bosques”, una campaña que evalúa las medidas que toman los ayuntamientos españoles de más de 20.000 habitantes con el fin de evitar la compra de productos forestales de origen ilegal y contribuir a la implantación de la legislación europea en materia de contratación verde.

De igual forma, promueve la gestión sostenible de los bosques tropicales a través una potente herramienta que incentiva el consumo informado y responsable de madera, papel y corcho certificado FSC entre las empresas portuguesas y españolas, la Red Ibérica de Comercio Forestal. Esta red forma parte de una iniciativa mundial en la que participan más de 300 entidades en una treintena de países.

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España, “Queda mucho camino por recorrer, pero también se han dado pasos en la dirección apropiada”. Y sostiene: “En estos momentos, se necesita que todos los grupos de interés vayan de la mano, que se aplique de forma correcta a escala española la normativa europea sobre el comercio de madera, que la cooperación española siga fomentando la promoción de la certificación forestal, y que la industria de la madera apueste por las garantías de sellos como el FSC”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de