El jurado de los premios Sacyr “Hacemos lo imposible”, presidido por Eduardo Punset, divulgador y científico, ha fallado los premiados en las categorías de Innovación Tecnológica e Innovación Medioambiental tras el estudio y el análisis de los proyectos finalistas (7 en cada categoría): un proyecto a la innovación en la nanotecnología en los materiales de construcción y otro al aprovechamiento térmico para que los purines no dañen el medio ambiente. Además de un diploma acreditativo, el ganador de cada una de las categorías recibirá una dotación económica de 18.000 euros.

Los Premios Sacyr: “Hacemos lo imposible” son unos galardones que reconocen, estimulan y gratifican valores como la innovación, la creatividad y el ingenio y que, además de otorgar prestigio a los ganadores haciendo públicos sus trabajos, contribuirán a que éstos puedan posteriormente desarrollarse y ponerse en marcha.

El presidente de Sacyr, Luis del Rivero, se mostró satisfecho por la gran acogida que han tenido estos premios y por el interés que han suscitado entre los participantes.

Ingenieros Técnicos Industriales de la Universidad de Sevilla

El jurado acordó la concesión del Premio en la categoría de Innovación Tecnológica al proyecto “Nanotecnología en los materiales de construcción” presentado por investigadores del Grupo de Estructuras de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla. El objetivo del proyecto es establecer una línea de investigación centrada en la mejora de las características del hormigón, como las mecánicas, las acústicas y las térmicas, mediante la incorporación de nanotubos de carbono (NTC). Estas estructuras tubulares de dimensiones nanométricas encierran unas excelentes propiedades mecánicas que convierten a los NTC en la fibra más resistente que se puede fabricar actualmente. En palabras de los investigadores, el hormigón “reforzado” con NTC puede tener interesantes aplicaciones en construcciones de gran envergadura como puentes, túneles, presas y plataformas off-shore.

David Gómez Berzosa y Jonathan Barrocal Descalzo

En el apartado de Innovación Medioambiental el proyecto ganador ha sido “Planta energética de biomasa con aprovechamiento térmico para el desimpacto ambiental de purines”. El carácter innovador de este proyecto, según sus mentores David Gómez Berzosa y Jonathan Barrocal Descalzo, ingenieros técnicos industriales de Valladolid, está en la unión de dos elementos: una planta energética a partir de biomasa, que puede proceder del cultivo del cardo, (cynara cardunculus); y una planta depuradora para el tratamiento de purines. Los purines son la parte líquida que rezuma del estiércol animal –especialmente, el del cerdo– que es muy contaminante. En las zonas de alta concentración ganadera el vertido incontrolado y manejo inadecuado de estos residuos puede causar graves problemas ambientales, ya que contaminan suelos y acuíferos.

La combinación de las dos plantas permite que el calor residual de los humos  de la combustión de la biomasa se utilice posteriormente para el secado de los lodos procedentes de la depura de purines que se pueden aprovechar como abono. El agua obtenida a través de este método se aprovecha en la refrigeración de la planta de biomasa.

Ambos proyectos representan de forma sobresaliente la filosofía de los premios Sacyr: “Hacemos lo imposible”, basada en fomentar y estimular la innovación, la creatividad, el ingenio y la excelencia.

Segunda fase de los premios

El 1 de febrero ha comenzado la segunda fase de los premios Sacyr con la apertura de la tercera y cuarta categorías: Gestión de Proyectos Ciudadanos y Periodismo de Innovación Tecnológica y Económica. Esta última premiará el trabajo publicado en prensa escrita –papel e internet– o medios audiovisuales durante 2009 que mejor represente la divulgación de temas relacionados con la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica y económica. La categoría Gestión de Proyectos Ciudadanos premiará el proyecto, investigación, trabajo o reflexión cuyo fin sea la consecución de un urbanismo ecológico, un desarrollo orientado hacia la creación o recuperación de espacios para una mejor interacción y convivencia de la ciudadanía.

El plazo de inscripción para ambas categorías finalizará el próximo 15 de abril.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de