Aunque el fuego se originó en un área de matorral, se propagó rápidamente y destruyó cerca de 38 hectáreas de masa forestal. Sólo unos pocos pinos silvestres se salvaron de las llamas.

Para restaurar la cubierta forestal del terreno se plantarán, en una primera fase, 18.000 nuevos árboles, mayoritariamente pinos silvestres, robles y hayas, que servirán para repoblar 11 hectáreas de la superficie calcinada.

La plantación forma parte del programa de compensación de emisiones de CO2 de la compañía Volkswagen. A través de iniciativas como Un coche, un árbol o el Pack CO2 Neutral, la empresa automovilística se compromete a plantar un árbol por cada coche que vende y ofrece a sus clientes paquetes de árboles para neutralizar las emisiones contaminantes que generan sus vehículos.

La firma alemana cuenta con dos bosques corporativos diseñados y gestionados por Bosques Sostenibles. En el monte de Cos, en el municipio de Mazcuerras (Cantabria), han sido plantados ya 20.000 abedules, hayas, castaños y avellanos, mientras que en Herrera de Pisuerga (Palencia), la llegada de casi 35.000 árboles han dado vida a lo que fuera un viejo vertedero.

Las dos plantaciones se han llevado a cabo en terrenos públicos y tienen como objetivo crear sumideros de carbono que ayuden a combatir el calentamiento del planeta, así como aumentar la biodiversidad y promover el desarrollo de las áreas rurales.

Bosques Sostenibles compensa sus emisiones

El proyecto de Valdeolea ha sido posible gracias a la colaboración entre Bosques Sostenibles y la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria, como gestora de los terrenos, y la Junta Vecinal de San Martín de Hoyos, perteneciente al municipio de Valdeolea, como propietaria del monte.

“La mejora paisajística, el fomento de la biodiversidad y la protección del suelo frente a fenómenos erosivos son los principales objetivos de esta actuación” explica Jesús David Sánchez, ingeniero de Montes de Bosques Sostenibles.

Los trabajos se prolongarán durante los próximos dos meses y generarán 145 jornales de trabajo dentro del área de influencia de la repoblación.

Junto a los pinos, hayas y robles, también se plantarán otras especies de árboles y arbustos como espinos albares, manzanos, perales silvestres y endrinos, especialmente indicadas por su producción de frutos para la fauna.

Los arbolitos han sido micorrizados por especies de hongos que permitirán su mejor adaptación y desarrollo y proceden de zonas cercanas, con características de clima, suelo, exposición, etc. similares a la de Valdeolea.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de